, , , , , , ,

Myanmar: visitando Hpa An, día 1

3.11.19


Hpa An es un pueblo que atrapa. Yo le dediqué dos días y medio pero os podéis quedar más tiempo fácilmente. La mejor forma para recorrerlo es alquilar una moto, ya que las atracciones turísticas están lejos y además lo que destaca en esta villa son sus alrededores.  Lil Hpa An hostel, donde me alojé, las alquila por 8.000 kyats el día, casi cinco euros. Si no os gusta conducir, podéis buscar más gente y hacer un grupo para alquilar un tuktuk con conductor.

Mi recomendación para la primera jornada por Hpa An es madrugar, coger la scooter e ir hasta la montaña Zwekabin, el punto más alto de la región con 722 metros de altura. Podéis hacer como yo y subir hasta el monasterio de mismo nombre. La ruta, por la que hay que abonar 4.000 kyats, dos euros y medio, viene a durar entre tres y cuatro horas, dependiendo de vuestra habilidad y las veces que paréis a tomar fotografías. No olvidéis el agua, y las ganas, pues es bastante cansado y el calor y el tamaño de las escaleras, sobre todo en la subida, no ayudan. Yo tengo que dar las gracias a mis amigos David y Nick que me estuvieron animando durante todo el trayecto.

Entre ellos y la cantidad de locales que subían y bajaban cargando una cesta en la cabeza, saqué fuerzas de flaqueza para conseguir llegar a la cima. Las vistas son muy bonitas, sobre todo en días despejados. Hace unos años era posible dormir en el monasterio, sin embargo, el año pasado un turista francés se suicidó, tirándose al vacío, y decidieron prohibir la pernoctación en Zwekabin. Esto es un dato a tener en cuenta ya que conocí muchos turistas que decidían ir a la montaña al atardecer con el objetivo de quedarse allí a pasar la noche, y al llegar se encontraban con la sorpresa de que ya no era posible y tenían que hacer el camino de vuelta a oscuras.  

Otro factor a tener en consideración es, si decidís ir en tuktuk, lo mejor es empezar la ruta por Lumbini Gardens, al otro lado de la montaña, y terminarla bajando las escaleras que nosotros tuvimos que hacer tanto a la subida como a la bajada por tener la scooter aparcada en ese lado.

 Mount Zwekabin



 Vistas del monasterio Kyaut Ka Latt








A la vuelta, nos volvimos a subir en la moto y bordeamos toda la montaña para visitar Lumbini Gardens, una campa llena de cientos de estatuas de Buddha. No lleva más de cinco minutos recorrerla y está incluida en la entrada de Zwekabin. Enfrente de la misma hay varios restaurantes de comida tailandesa, por su cercanía al país vecino, repusimos fuerzas en uno de ellos y continuamos explorando Hpa An.

El monasterio Kyaut Ka Latt fue la siguiente parada. ¿Qué tiene de especial? Que está localizado en una puntiaguda roca kárstica en medio de un lago artificial. Se puede subir, excepto entre las doce y una del medio día, momento en el que los monjes rezan. Las vistas son muy buenas y además es gratuito, algo raro en Myanmar. Mientras camináis por el recinto, podréis ver también el templo Chan Thar Gyi Buddha.

Vistas de la montaña Zwekabin
 Lumbini Gardens

 Monasterio Kyaut Ka Latt

 Templo Chan Thar Gyi Buddha
 Vistas desde el monasterio

Llegar a la última parada de la jornada, el templo de la cueva de Sadan, nos llevo cuarenta minutos. Hpa An se caracteriza por sus montañas, sus arrozales y por supuesto, sus cuevas. Alcanzar la de Sadan está un poco complicado por el estado de la carretera, pero los paisajes quitan el hipo. Normalmente hay que pagar para entrar, pero al llegar sobre las cuatro de la tarde, nadie nos pidió el ticket por lo que nos lo ahorramos.  La cueva en sí no es nada del otro mundo, está iluminada por unas luces de discoteca y como en su interior hay murciélagos, el suelo está lleno de heces, algo que no resulta muy agradable ya que hay que entrar descalzo. 

La mejor parte está al final, a la salida, y es que para volver al punto de partida está la opción de coger una barquita por 6.000 kyats. El paseo es muy recomendable y para muchos, el motivo de la visita a esta cueva. Por la hora que era, pudimos ver un maravilloso atardecer, sin embargo, os aconsejo ir antes de que caiga el sol para evitar el camino de una hora de vuelta de noche.

 Entrada a Sadan Caves





 A la salida de la cueva

 Paseo en barquita



You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook