, , , , , , , , , ,

Santa Marta, ciudad más antigua de Colombia

21.11.18


Después de estos maravillosos días en la Casa en el Agua, volví a Cartagena de Indias para tomar el autobús a Santa Marta. La forma más rápida es contratar un servicio de transporte puerta a puerta desde el hostel en el que os quedéis, que en mi caso fue el Arsenal Boutique. Pagué 50.000 pesos colombianos, casi 14 euros, por las cuatro horas de viaje. La razón por la que es mejor sacar un transfer, en lugar de utilizar el transporte público, es que la estación de autobuses de Cartagena está bastante alejada de la ciudad por lo que se pierde tiempo y dinero en llegar hasta la misma. Una vez allí, me recomendaron alojarme en The Dreamer Hostel, donde pagué 35.000 pesos por noche, 9,60 euros, sin desayuno (si se quiere incluir hay que abonar 11.000 pesos más, tres euros, por un buffet libre bastante completo).

The Dreamer está muy bien, el único problema que encontré es que se encuentra alejado de la ciudad y en consecuencia es necesario tomar autobuses o taxis cada vez que se quiera hacer algo. Otras opciones que os doy, más céntricas, son el Masaya Hostel, del que me han hablado fenomenal, o la Brisa Loca, si queréis fiesta 24/7.

Santa Marta, ubicada en el departamento de Magdalena, entre la Sierra Nevada y el mar Caribe, es la urbe más antigua de todo el país, el primer lugar al que llegaron los conquistadores españoles en el año 1502. Su estética no es tan llamativa como la de Cartagena de Indias pero merece la pena dedicarle un tiempo. Yo empecé mi visita por el Parque de los Novios, el punto neurálgico de la ciudad. De ahí, fui caminando hasta la Catedral, la primera en ser construida en todo América Latina. Levantada en estilo renacentista, destaca principalmente porque en su interior se albergaron los restos del fundador de Santa Marta, Rodrigo Bastidas, y durante 12 años, los del libertador Simón Bolívar, antes de ser transportados a su Venezuela natal.

Cabe destacar que Bolívar falleció en esta localidad, concretamente en la Quinta de San Pedro Alejandrino, que puede ser visitada. Por esta razón, el libertador tiene una escultura que lo honra y da nombre a la plaza en la que está colocada. En las proximidades de la catedral, hay otros edificios que llaman la atención. Entre ellos destaca la Casa de la Aduana, convertida en Museo del Oro y en la que se pueden ver distintas piezas de orfebrería pertenecientes a los antiguos habitantes de la Sierra Nevada, los tayronas. También está el del Concejo Municipal, o la Parroquia de San Francisco, otra de las más antiguas de la urbe.

 Parque de los Novios

 Catedral de Santa Marta



 Concejo Municipal
Parroquia de San Francisco


Calles de Santa Marta


Lo que más me gustó de mi recorrido por el centro histórico de Santa Marta fue la vida que hay en sus calles, donde los locales, entre ellos habitantes indígenas de la sierra, pasan sus días vendiendo artesanías o disfrutando de sus ratos libres. Yo estuve gran parte de la mañana charlando con ellos y conociendo un poco más acerca de sus vidas. Por último, me acerqué a la famosa bahía, también conocida como “Playas del Centro”. Lo más recomendable es dar un paseo por su avenida Rodrigo Bastidas, comer algo en alguno de los puestos callejeros y terminar la tarde en la terraza bar Corona para ver el atardecer. Los arenales, al igual que en Cartagena, no se caracterizan por su belleza, pero no olvidéis que seguís en el mar Caribe y por tanto podéis acercaros a playas cercanas que os dejarán boquiabiertos.

 Avenida de Rodrigo Bastidas






You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook