, , , , , , , ,

Cartagena de Indias: Getsemaní y proximidades

21.11.18


De la isla de San Andrés cogí un vuelo con destino a Cartagena de Indias para comenzar la segunda etapa de mi viaje: recorrer la costa del Caribe colombiano. Cartagena era uno de los sitios que más ganas tenía de conocer, tanto por su historia y belleza como por lo bien que había oído hablar de sus habitantes, denominados como “costeños”. Esta ciudad fue fundada el 1 de junio de 1533 por el conquistador español Pedro de Heredia y desde ese momento pasó a ser uno de los puertos más importantes de América. El legado español puede verse en todos y cada uno de sus costados a través de la arquitectura virreinal que le ha hecho ser declarada Patrimonio Nacional de Colombia, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y cuarta maravilla del país.

La urbe destaca, sobre todo, por su Ciudad Amurallada, principal núcleo turístico. Esta fortificación se levantó para luchar contra los ataques de los piratas europeos cuyo objetivo era saquear a la administración española. Por tanto, el interior y las proximidades a la muralla, son uno de los lugares indicados para alojarse y de esta manera, estar próximos a las atracciones turísticas más importantes. Yo me quedé en el hostel boutique El Arsenal, en el barrio de Getsemaní, una de las mejores áreas para hacer base ya que es donde se encuentran la mayor parte de restaurantes, bares y otros lugares de ocio (más barato que la Ciudad Amurallada). La noche en el Arsenal va de los 35.000 pesos en adelante e incluye desayuno, 9.70 euros.

En este barrio se respira arte, los murales son su seña de identidad y en las paredes que carecen de ellos, los pintores colocan sus cuadros, dándole a Getsemaní un toque, si cabe, aún mas bohemio. Es común ver músicos en todas y cada una de sus esquinas y cafeterías con terrazas al aire libre que invitan a sentarse y disfrutar del momento. Su epicentro es la plaza de la Trinidad, un sitio donde todas las noches turistas y locales se reúnen a cantar, bailar y tomar unas cervezas para festejar el final del día. Durante la época colonial, la vida en Getsemaní fue bien diferente, ya que era la zona donde residían los esclavos y donde años más tarde, en 1811 concretamente, se produjo el grito de la independencia.

 Calles de Getsemaní








 Plaza de la Trinidad

Antes de adentrarnos en la Ciudad Amurallada, os voy a hablar de otro de los lugares que podéis visitar fuera de la misma: el Castillo de San Felipe de Barajas, próximo a Getsemaní. Se trata de una enorme fortificación levantada en el año 1657 por los conquistadores españoles y esclavos traídos de África. El motivo de su construcción fue el combatir los ataques de ingleses y franceses contra Cartagena. Finalmente, en 1697, cayó en manos del comandante de la armada francesa Baron de Pointis. Para entrar hay que abonar 25.000 pesos, siete euros, un poco más si queréis visita guiada. La estética del castillo no llama mucho la atención pero su historia le ha hecho ser Patrimonio de la Humanidad y una de las siete maravillas de Colombia. Además, las vistas que ofrece de la urbe son muy buenas, permitiendo distinguir los distintos suburbios de Cartagena.












You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook