, , , , , , ,

El Peñol de Guatapé

26.10.18


En el hostel de Medellín tuve la suerte de conocer personas muy interesantes, de distintos países, y hacer un grupo para poner rumbo al siguiente destino. Éramos aproximadamente 10, procedentes de Israel, Alemania, Inglaterra, Australia, Austria y España, y queríamos conocer el pueblo de Guatapé y sus alrededores y al mismo tiempo poder tirarnos unas buenas fiestas juntos (después cada uno seguiría su camino). Para llegar hasta Guatapé, es necesario tomar un autobús desde la terminal Norte, como ya os conté la capital paisa tiene dos estaciones de autobús dependiendo del destino al que se quiera viajar. En este caso el billete vale 15.000 pesos, es decir, cuatro euros, y el trayecto viene a durar dos horas.

Happy Buddha Hostel fue el alojamiento que escogimos para pasar las dos siguientes noches. Se trata de una mansión ubicada en una de las mejores localizaciones de Guatapé, con vistas a su conocido peñol y en un entorno incomparable. Además, es un hostel de fiesta principalmente y por ello son muchos los jóvenes que deciden hospedarse en él para pasar un tiempo inolvidable. Los domingos hacen una Pool Party que cuenta con una gran fama y a la que se acercan decenas de turistas y locales. Si tienes ganas de fiesta, este es tu hostel, si prefieres algo relajado te recomiendo que busques otras opciones ya que la música en Happy Buddha está activa hasta altas horas de la madrugada y dormir se hace complicado. El precio por noche es de 35.000 pesos en habitación compartida con desayuno (no muy bueno), lo que equivale a 10 euros (pueden variar dependiendo de la época del año).

Para llegar hasta el hostel es necesario avisar al conductor de autobús de que vais allí y decirle que os avise cuando bajar, ya que la parada está antes de llegar al pueblo. Cuando descendáis, veréis un restaurante, acercaros al mismo y decid a alguno de sus trabajadores que llame a Happy Buddha para que os pasen a buscar. Desde ahí, se tarda aproximadamente media hora ya que la mansión se localiza en lo alto de una montaña, de ahí que las vistas sean tan buenas. Podéis llevaros comida para cocinar allí o si no os importa gastar un poco más, hay servicio de restaurante.

Vistas desde la terraza del hostel

Nosotros llegamos por la tarde así que decidimos quedarnos allí, disfrutando de la piscina y de los cocktails (igual que con la comida, si vais en modo ahorro, podéis llevaros vuestro propio alcohol). A la mañana siguiente, a pesar de que no hay fiesta ni romería que no pese al otro día,  hicimos el esfuerzo de levantarnos pronto para visitar el Peñol de Guatapé. Pedimos al staff que nos acercase a la parada de autobús donde nos habían recogido la jornada anterior (cada viaje desde y hasta el hostel, a excepción del de llegada, tiene un coste de 4.000 pesos, un euro), y desde ahí cogimos el autobús público hasta la entrada del monolito por 2.500 pesos, 0.70 céntimos de euro.

Se trata de una enorme piedra de 220 metros de altura formada por distintos minerales, entre los que destacan el cuarzo, el feldespato y la mica, que fue escalada por primera vez en el año 1954 por un miembro de la familia Villegas, autóctonos de la zona y en la actualidad, dueños del recinto. Es por ello que para acceder al mismo hay que abonar 18.000 pesos de ingreso, cinco euros. Para llegar a lo alto del peñol es necesario subir 659 escalones, un buen ejercicio para cualquiera y más para nosotros que sudamos todo el alcohol de la noche anterior. Se tarda aproximadamente una hora entre la subida, la toma de fotos en lo alto y la bajada.











You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook