, , , , , , ,

Otros atractivos de Bogotá

21.8.18


Otras de las cosas que se puede, y se debería, hacer en Bogotá es subir al cerro de Monserrate, ubicado en la cordillera oriental a una altitud de 3.152 metros, lo que hace que los que no estamos acostumbrados podamos sentirnos un poco mareados. Su principal atracción, además de las vistas que ofrece, es la Basílica del Señor de Monserrate, un santuario de peregrinación cuyos orígenes se remontan al año 1640, aunque la actual fue inaugurada en 1920 tras ser reconstruida a causa de un terremoto en 1917. Se puede subir caminando o en funicular, este último tiene un coste de 20.000 pesos colombianos, es decir, aproximadamente seis euros.

La mejor hora para hacer el ascenso, siempre y cuando el cielo esté despejado, es antes del atardecer, y así ir viendo como se encienden las luces de la ciudad. Muchos de vosotros os preguntaréis cuál es el edificio alto que se observa, pues bien, se trata de la Torre Colpatria, el rascacielos con más altura de la capital colombiana. Consta de 50 pisos y en el último hay un mirador al que se puede acceder, sin embargo, mi amigo Edu me dijo que no merecía mucho la pena. Al bajar, podéis hacer una parada gastronómica en La Mola y probar sus arepas de huevo, si no tenéis tiempo, no os preocupéis, siempre podréis esperar a llegar a la costa del Caribe, de donde son típicas.


 Vistas de Monserrate desde la Plaza Bolívar

 Monserrate desde el teleférico










Además del Botero, Bogotá posee uno de los museos más importantes de Sudamérica: el del Oro. Esta institución tiene la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo, con piezas de oro, cerámica, piedra, concha, huesos y textiles. Todas ellas pertenecían a culturas indígenas, de distintas zonas del país, antes de la llegada de los europeos. Es un buen lugar para conocer más acerca de la historia de Colombia y profundizar a fondo en la famosa ‘Leyenda del Dorado’, de la que hablaré en uno de los siguientes posts. La entrada vale 4.000 pesos colombianos, lo que equivale a 1.15 euros.

 Museo del Oro


 Una de las piezas más importantes y parte de la Leyenda del Dorado
 Calles del centro de Bogotá
Torre Colpatria

Por último, pero no menos importante, os recomiendo pasear por las calles del centro y perderos en sus mercados de productos tradicionales, entre los que destacan las esmeraldas, para aquellos que os guste esta piedra preciosa. También podéis acercaros a la zona de Usaquén, al norte de la urbe. Es un área con muchos restaurantes, cafeterías y ambiente nocturno, donde además tiene lugar el Mercado de las Pulgas, otro sitio para comprar cosas típicas. Y… no os vayáis de Bogotá sin probar uno de mis platos favoritos de la gastronomía colombiana: el ajiaco. Para que os hagáis una idea, es una sopa de pollo con diferentes tipos de patatas, crema de leche y alcaparras, servido siempre con una tajada de aguacate.

PD: Perdonad por la calidad de algunas de las fotos pero en este viaje sufrí un incidente con la cámara y días más tarde a mi estancia en Bogotá dejaría de funcionar. 

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook