, , , , ,

Tangalle y sus playas

2.2.18

Y después de una semana recorriendo parte de los paisajes montañosos de Sri Lanka, llegó la hora de dirigirme a la costa para ver sus playas. Antes de todo, deciros que a pesar de ser de pequeño tamaño, este país tiene dos épocas de lluvia que determinarán las zonas a visitar en vuestro viaje: de abril a septiembre en la parte de la costa oeste y el sur y de septiembre a abril en la este y el norte. Yo fui todo el mes de diciembre por lo que visité de Tangalle, al sur, hasta Colombo, es decir, todo el suroeste.

Para llegar a Tangalle, mi siguiente destino, cogí un autobús público desde Ella. Me costó 205 rupias, 1.07 euros, y el trayecto fue de tres horas y media. Por tanto, llegué allí sobre las cuatro de la tarde y me dirigí a Onil Reach Guest House, donde habían reservado habitaciones mis amigos del día anterior. Su dueño nos dejó pagar 1.000 rupias por persona (cinco euros) en habitación doble con baño privado. El sitio estaba bastante bien, el staff era súper agradable, el único problema es que hacía mucho calor en los cuartos por lo que dormimos con la puerta abierta. La Guest House, al igual que la gran parte de los alojamientos en Asia, no aparece en Internet por lo que si queréis quedaros aquí tendréis que preguntar al llegar.

La ubicación también era muy buena, a dos minutos de la playa principal de Tangalle, por lo que nada más dejar mi equipaje me dirigí allí a descansar y esperar a que anocheciese. Durante este tiempo pudimos ver a los pescadores recogiendo sus redes para vender el pescado a la hora siguiente. Es curioso ya que se juntas todos los pescadores a tirar con fuerza del entramado donde los peces son atrapados, y comienzan a llamar a los turistas para que les ayuden. A la hora de cenar puedes ver estos pescados a la venta en stands en todas las calles y carreteras del lugar.


 Playa principal de Tangalle














 Calles próximas a la playa



Tangalle y sus playas son muy tranquilas, hay turistas pero no tantos como en otros puntos del país. Es ideal para ir dos o tres días a descansar y relajarse antes de llegar a Mirissa, Weligama y otros arenales ubicados más al norte. Hay quien dice que en este área se encuentran algunas de las playas más bonitas y yo puedo corroborarlo con la de Goyambokka, una pequeña cala con dos o tres chiringuitos playeros donde pasamos el siguiente día. Bajo mi punto de vista, lo mejor es alquilar una moto e ir recorriendo la costa pasando por paraísos como el anterior y sus vecinas Hiriketiya o Marakolliya.

 Hiriketiya





You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook