, , , , ,

Western Australia: Karijini National Park, parte 1

3.9.17

En el anterior post dije que Exmouth no tenía mucho que ver. Me refiero al pueblo en sí, ya que las inmediaciones están llenas de naturaleza que descubrir y lugares donde perderse. Y así hicimos, nuestra última mañana por este área la pasamos conduciendo entre sus cañones y buscando cuevas que conocer. Hay un gran número de ellas y, a diferencia de otros países, las visitas por tu cuenta, sin pagar ningún tour o guía ya que son, por así decirlo, ‘salvajes’. Eso sí, conviene preguntar a algún local cuáles son de fácil acceso para evitar tener problemas.









Después de merodear durante un par de horas por la zona, pusimos rumbo al Parque Nacional de Karijini, a siete horas de Exmouth. Este lugar se encuentra en la región de Pilbara, situada en lo que los australianos denominan ‘el outback’, áreas remotas en el interior del país. Karijini destaca principalmente por el color rojizo y la erosión de sus rocas, que han ido formando con el paso del tiempo cañones, cuevas, túneles e impresionantes cataratas. Tiene una extensión de 6.274.22 kilómetros cuadrados por lo que es recomendable dedicarle dos o tres días.

Nosotros iniciamos la primera jornada subiendo el monte Bruce, considerado el segundo más alto de Western Australia con 1.234 metros. El sendero hasta la cima es de 10 kilómetros con 450 metros de pendiente, no apto para aquellos que sufran de vértigo. Se tarda aproximadamente cuatro horas en subir y bajar, no hagáis caso de las indicaciones que dicen que lleva seis horas ya que siempre suelen ser bastante exageradas. A mí se me hizo un poco pesado pero al llegar a lo alto y observar las vistas tuve que reconocer que mereció la pena. Además, desde aquí se puede divisar la inmensidad de algunas de las minas de la zona, principal actividad económica en esta parte de Australia.

 Rumbo a Karijini
 Mount Bruce












Al terminar, repusimos energías con una buena comida y nos dirigimos a Hamersley Gorge para relajarnos en lo que quedaba de día. Esta garganta es alucinante y no se tarda nada en llegar a ella, así que es uno de los mejores lugares para acudir cuando estéis cansados o queráis tomar un baño después de unas largas horas caminando por Karijini. Eso sí, el agua suele estar congelada en todas las épocas del año, por lo que si no lo visitáis con altas temperaturas, tendréis que ser valientes para daros un chapuzón. Y al caer la tarde, como cada día, buscamos un lugar donde acampar y preparar la cena. No os olvidéis de descargaros la aplicación de Wikicamp antes de empezar vuestro viaje, gracias a ella encontramos un camping gratuito con unas vistas de escándalo!

 Paredes de la garganta de Hamersley





 Hamersley Pool

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook