, , , , , , ,

Siargao no es sólo surf

15.4.17

Pero Siargao no es sólo surf, tiene muchas otras cosas que ofrecer a los que la visitan y lo mejor para descubrirlas es coger la moto y vivir la aventura. De esta forma, conoceréis a infinidad de personas, tanto turistas como locales, os perderéis por sus carreteras llegando a paisajes increíbles y disfrutaréis de una auténtica experiencia filipina. Nosotras pasamos la mayor parte de nuestros días en la isla en compañía de unos chicos catalanes que estuvieron viajando por Filipinas alrededor de cuatro meses. Ellos, Xabi, Sergi y Alexis, son la prueba de lo que engancha Siargao, tenían pensado quedarse un mes en una casa alquilada y terminaron estando dos. A nosotras nos pasó parecido, lo que iba a ser una estancia de tres días acabó convirtiéndose en una semana. ¡Qué tendrá Siargao!

Pues bien, entre otras cosas las piscinas naturales de Magpupungko, en la playa de mismo nombre, ubicada en el pueblo de Pilar. El mejor momento para acercarse a estas ‘rock pools’ es cuando la marea está baja y el baño es permitido, de lo contrario lo único que se ve es agua. Al llegar es obligatorio pagar una entrada de 50 pesos filipinos, lo que equivale a un euro. Estuvimos una mañana entera y cuando decidimos seguir el camino hasta el siguiente punto se puso a llover fuertemente. Nos resguardamos como pudimos y unos locales, dueños del ‘chiringuito playero’ se acercaron a nosotras y nos invitaron a unirnos a su comida.

 Magpupungko beach


 Magpupungko pools

 Yendo hacia Del Carmen


Cuando paró, volvimos a coger la moto con la intención de llegar hasta el pueblo Del Carmen. El mal tiempo y otras distracciones que encontramos durante el trayecto provocaron que se nos hiciese tarde y que decidiésemos dejarlo para el próximo día. Se lo comentamos a nuestros amigos catalanes y a la mañana siguiente estábamos todos en marcha dirigiéndonos hacia allá. Del Carmen no tiene mucho que ofrecer, sin embargo desde su puerto salen las excursiones que atraviesan la zona de manglares, mangroves en inglés, donde habitan gran cantidad de cocodrilos, y que te llevan hasta Sugba Lagoon. Se trata de una laguna “secreta” de un color verde esmeralda que merece la pena visitar.

No suele haber mucha gente y lo más habitual es que los que la visitan compren pescado fresco en el mercado de Del Carmen, o incluso en el de General Luna, lo lleven allí y sean los locales los encargados de cocinarlo acompañándolo de arroz y salsas. Pasamos allí toda la mañana, nadando y relajándonos hasta que llego la hora de almorzar. Para los que os guste el paddle surf, podéis alquilar tablas y dar una vuelta por Sugba. Ya con el estómago lleno, nuestro guía nos ofreció llevarnos a una isla cercana, donde estuvimos unas dos horas. Parecía nuestra isla, no había gente, sólo aguas cristalinas, conchas por todos lados y una cancha de volleyball donde los chicos estuvieron jugando.

 Zona de manglares


 Sugba Lagoon







Yendo hacia la isla







Mercado de General Luna



Y aunque nos quedásemos una semana en Siargao, nos siguieron faltando cosas por ver (eso significa que tenemos que volver). Entre ellas, nos hubiese gustado hacer la excursión que va a las islas Daku, Naked y Guyam. El tiempo, una vez más, nos lo impidió y sólo pudimos ver fotos de estos paraísos. Si tenéis la oportunidad, no os lo perdáis!!! Por último, os aconsejo que cuando decidáis abandonar el archipiélago lo planeéis bien y consultéis los horarios del barco de vuelta a Surigao. Sólo hay por la mañana y se suele acabar sobre las 11 o 12. Si lo perdéis, como hicimos nosotras en dos ocasiones, tendréis que esperar hasta el día siguiente para salir. ¡Siargao atrapa!

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook