, , , ,

Terrazas de arroz de Banaue y Batad

7.1.17

Después de seis horas en el suelo y tres en los asientos, gracias a dos filipinos que se bajaban antes que nosotras, conseguimos llegar a Banaue. El autobús no para directamente en el pueblo, si no que lo hace en una especie de oficina de turismo, en donde hay que abonar 20 pesos, 0.40 euros, como “tasa de turismo”. Allí nos esperaban varios locales ansiosos por acercarnos al centro y cómo no, de vendernos algunos de sus tours para visitar las terrazas de arroz. Normalmente, esta excursión se puede hacer sin guía, pero estábamos tan cansadas del viaje que no teníamos muchas ganas de ponernos a buscar opciones así que decidimos contratar uno de los tours, que incluía los arrozales de Banaue y Batad. Los precios suelen ir de 600 pesos, 11.50 euros, a 1.200, dependiendo del tiempo, el guía y las ganas que tengan de timarte.

Desayunamos en Uyami’s Greenview Lodge, un hotel con vistas muy bonitas y donde la mayoría de los turistas deciden hospedarse, y hacia las ocho de la mañana estábamos rumbo a las terrazas de Batad, a una hora en triciclo de Banaue. El camino ya nos dejó con la boca abierta: montañas llenas de vegetación, carreteras estrechas, casas prácticamente suspendidas en la cordillera… Pasada la hora, nuestro guía estacionó en lo que llaman el Saddle Point, a partir de aquí hay que hacer trekking durante aproximadamente 40 minutos para llegar al anfiteatro de los arrozales. Cuando los alcanzamos comprendimos porqué están considerados como los campos de arroz más bonitos de Filipinas y también el hecho de que sean Patrimonio de la Humanidad.

 Vistas desde Uyami's
 Nuestro triciclo


Con nuestro guía
 Paisajes del camino




 Ruta hacia Batad




 Terrazas de arroz de Batad





 Casa típica filipina, similar a un horreo
 Así transportan el arroz


 Vista del anfiteatro



Nos habría gustado quedarnos una noche en alguna de las guesthouse, pequeños hostales familiares que ofrecen alojamiento a los turistas, pero no contábamos con mucho tiempo así que decidimos volver a Banaue. Allí vimos sus campos de arroz, que son la imagen que aparece en los billetes de 20 pesos, y cogimos el autobús con dirección a Bontoc (120 pesos, 2.31 euros) para posteriormente dirigirnos a Buscalan. Mientras esperábamos nos encontramos con unos ancianos filipinos vestidos con la indumentaria típica del lugar, nos acercamos a pedir una foto y justo cuando acabamos nos avisaron para subir al vehículo.

 Terrazas de Banaue

Indumentaria típica

Como curiosidad: para todos aquellos que visitéis estos dos pueblos y os fijéis en las manchas rojas que hay por el pavimento: son los restos que escupen los filipinos de esta región después de mascar 'moma', su gran adicción. Se trata de unas bolsitas de plástico que contienen hojas similares a las del tabaco, polvos de lima, y arecas (unos frutos muy populares en Asia que tiñen la boca de rojo).

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook