, ,

Manila: transporte, alojamiento y otros

29.12.16

Si se quiere viajar a Filipinas, lo más normal es que el punto de partida sea Manila o Cebú, las dos grandes ciudades del país. Manila, situada en la isla de Luzón, la más grande e importante de todos los archipiélagos que forman Filipinas, es la capital de la república. Se caracteriza principalmente por su caos, capaz de desesperar a cualquiera, y por tanto, por el frenético ritmo de vida que se respira en sus calles, donde la pobreza y la riqueza conviven.

TRANSPORTE: Moverse por esta urbe no es fácil, el tráfico es infernal a cualquier hora del día y el transporte público, metro o jeepney, puede resultar agobiante a una persona recién llegada. Para los que os estéis preguntando qué son los jeepneys: son el medio de transporte más popular en el país y parte de los vestigios que dejaron los estadounidenses al finalizar su dominio en tierras filipinas. Estos vehículos eran utilizados por las fuerzas armadas norteamericanas durante la 2ª Guerra Mundial y posteriormente, vendidos a los locales que los convirtieron en lo que hoy en día son. Cada jeepney tiene asignada una ruta y un precio que suele ir de los cinco a los siete pesos, entre 0.10 y 0.13 céntimos de euro.


Si se prefiere ir de un lado a otro de una manera más cómoda, los taxis, Uber o Grab (el Uber asiático) pueden ser la solución. Eso sí, el precio efectivamente será, por los menos, cien veces más elevado.

ALOJAMIENTO: Conozco a poca gente que haya pasado más de dos días en Manila. La mayor parte de los viajeros aprovecha para visitar la capital en un día, hacer una o dos noche allí y partir al siguiente destino. Bajo mi punto de vista, las mejores zonas para alojarse son Malate o Makati, dos de las áreas más desarrolladas y donde se encuentra la mejor oferta de restaurantes, bares, centros comerciales y en consecuencia, de ocio. Además, en estos barrios hay opciones adaptadas al presupuesto de cada viajero, desde hoteles de lujo a hostales para mochileros. Si sois de los que como yo, viajáis de manera low cost, Z Hostel suele ser el favorito.

Para los más atrevidos, deciros que los filipinos son muy buenos anfitriones y que en Manila podéis aprovechar para ahorraros unos pesos haciendo Couchsurfing y conociendo la ciudad en compañía local.


OTROS: El WIFI no suele funcionar bien en casi ningún sitio, por lo que si se quiere estar bien comunicado o simplemente contar con Internet para poder utilizar los mapas o buscar información sobre los lugares que visitar, es muy recomendable contratar un plan mensual de prepago en cualquiera de las dos grandes compañías móviles: Globe o Smart.

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook