, ,

Sunset beach, Burrard Bridge y Kitsilano

14.7.16

Pasando English Bay, en dirección a downtown, es decir, el centro de la ciudad, se llega a otra de las playas de Vancouver: Sunset beach. Este arenal está situado justo al comienzo de False Creek, un entrante de mar en la tierra que divide la urbe en dos: downtown y el resto.  El paseo que recorre esta zona es muy bonito, tanto es así que fue el escogido para celebrar la EXPO 1986. Entre otras cosas, se puede ver un Inukshuk, una figura humana hecha con piedras que fabricaban los primeros habitantes de Norte América, o como aquí les conocen: las First Nations.  Se solían colocar como puntos de referencia para los barcos.


Desde esta extraña figura se empieza a divisar el puente de la calle Burrard, construido entre 1930 y 1932, en estilo art decó, para unir el centro con Kitsilano, un muy buen barrio residencial de Vancouver. Merece la pena cruzar el puente de Burrard, tanto por las vistas que se obtienen desde el mismo, como por conocer el área de Kitsilano, o como lo llaman aquí: Kits. Tiene este nombre en honor a August Jack Khatsahlano, que fue jefe de los Squamish, el grupo indígena que ocupó British Columbia antes de ser conquistada. A día de hoy todavía queda una población Squamish de aproximadamente 4.000 personas, con una lengua propia que desgraciadamente está por extinguirse.


 English Bay

 Inukshuk


 Burrard Bridge
 Varnier Park desde el otro lado


 Sunset beach






Además de incontables casas de lujo, Kitsilano cuenta con un gran parque, Vanier park. En él están ubicados edificios importantes como el museo de Vancouver, inaugurado en 1894 y con exposiciones en las que se muestra y se debate cómo fue la ciudad y como podría ser en un futuro; el HR MacMillan Space Centre, un museo de astronomía muy popular; o el museo Marítimo, en el que se explica la historia marítima de la urbe y del Ártico canadiense. Los precios de las entradas podéis consultarlos en la página web (clickad sobre los nombres en el post y os dirigirá ahí).

Bard on the beach, una carpa que parece de circo pero que en realidad es el lugar donde se celebra cada año, de junio a septiembre, el festival de teatro de Shakeaspeare, será otra de las cosas que os llamará la atención durante vuestra visita. Y si queréis descansar, desconectando del caos de Vancouver pero sin perderlo de vista, siempre podréis sentaros a la orilla de alguno de los dos lagos existentes o daros un baño en alguna de las calas cercanas. Desde prácticamente cualquiera de estos puntos se ve el Gate to the Northwest Passage, una escultura diseñada por el artista Alan Chung Hung para conmemorar la llegada de uno de los primeros europeos a la ciudad, el británico George Vancouver.

 Desde Burrard bridge






 Museo de Vancouver y Space Centre



 Lagos


 Bard on the beach



 Museo Marítimo y una de las calas


 Gate to the Northwest Passage








Un poco más adelante está la famosa playa de Kitsilano, una de las más populares y por tanto con mayor afluencia que las calas anteriores. Además, cuenta con una piscina pública, similar a la de Second beach en Stanley Park, que abre durante los meses de verano. El precio de entrada podéis verlo AQUÍ. Y si os gusta le vela, que sepáis que Kitsilano tiene un club donde poder practicarla: Kitsilano Yatch Club, con una buena panorámica del skyline de downtown.

 Playa de Kitsilano




 Piscina de Kitsilano
Vistas desde el club de vela de Kitsilano

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook