, ,

Melbourne: el centro financiero

25.4.16

Melbourne, capital del estado de Victoria, es una de las ciudades más importantes de Australia, sin olvidar Sydney. Tanto es así, que de 1901 a 1927 fue la capital del país, hasta que se trasladase posteriormente a Canberra, una urbe construida expresamente para convertirse en el núcleo gubernamental australiano. Además de su belleza, que muchos asemejan con otras capitales europeas, ha sido nombrada en numerosas ocasiones como una de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo, y es que en Melbourne puedes encontrar y hacer casi cualquier cosa. El único inconveniente que tiene es el tiempo, cuenta con un clima bastante inestable que hace que en un día se puedan vivir las cuatro estaciones.

En cuanto a su disposición, el río Yarra divide a Melbourne en dos partes. En la margen superior es donde se encuentran los principales atractivos y visitarlo es bastante sencillo ya que a pesar de ser una ciudad de tamaño medio, el uso del transporte público es gratuito en la zona, por lo que se puede elegir recorrerlo a pie o en tram. Recomendaría empezar el tour por Federation Square, una plaza donde tienen lugar la mayoría de los eventos sociales que acoge la urbe y donde están ubicados edificios como el de Ian Potter, mayor galería de arte australiano; o el ACMI (Australian Centre for the Moving Image), un centro dedicado a promocionar el arte en los medios digitales, el cine y la televisión a escala nacional e internacional. La entrada a ambos es gratuita.

 Federation Square




 Vistas desde la plaza
 Edificio Ian Potter al final


ACMI

Y desde Federation Square se divisa la imponente fachada de la estación de trenes de Flinders Street, construida en 1910. Hoy en día es uno de los principales puntos de encuentro para la gente que vive en Melbourne, así como para los que la visitan. Justo enfrente de la misma está la catedral neogótica de San Pablo, sede de la Diócesis Anglicana, a la que merece la pena entrar. Dejando atrás la catedral, por la calle Swanson, se empieza a apreciar el arte callejero de la ciudad y se llega hasta la sede del ayuntamiento, reconocida fácilmente por su torre del reloj, llamada torre del Príncipe Alfred.

 Flinders Street Station

 St Paul Cathedral







 Ayuntamiento

Lo mejor para descubrir esta zona es perderse por sus calles, llegando a lugares como Chinatown, o los lanes y arcades, pequeñas vías peatonales que se han hecho populares gracias a su arte urbano. Las más destacadas son la de ACDC, Harward, Hosier o Royal. Además de las pintadas, los lanes y arcades cuentan con restaurantes y bares con mucho encanto que te harán enamorarte de Melbourne. Y es que la gastronomía es otro de los puntos fuertes de la capital de Victoria, ofrece una gran variedad de comida procedente de distintos países del mundo en entornos muy peculiares. Si en vez de comer a pie de calle se prefiere hacerlo en las alturas, hay innumerables terrazas rooftop desde las que se puede ver el centro financiero con otro punto de vista.


Yo recomiendo subir a Rooftop Cinema, para comer una buena hamburguesa y acompañarla con una sangría, o si echáis de menos la comida española, el restaurante Bomba (no esperéis comer como en casa, recordad que estáis a miles de kilómetros).

 Chinatown
 Lanes



ACDC Lane 



 Royal Lane
 Rooftop Cinema



You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook