, ,

Great Ocean Road: de Torquay a Anglesea

12.4.16

Uno de mis viajes preferidos por Australia fue el que hice a la Great Ocean Road. Se trata de uno de los tramos de carretera más bonitos del mundo, tanto que los australianos han decidido incluirlo dentro de su Patrimonio Nacional. Fue construido, entre 1919 y 1932, por los soldados que volvieron con vida de la Primera Guerra Mundial para recordar a sus compañeros fallecidos. Esta carretera de 244 kilómetros está situada en el sur del país, entre los territorios de Victoria y South Australia, concretamente va desde Torquay hasta Allansford.

La mejor forma para recorrerla es alquilar una furgoneta y pasar varios días parando donde se desee. Nosotros reservamos una van en Wicked Campers, que cuenta con vehículos a buen precio por todo Australia, y salimos desde Melbourne. Otra opción es coger un tour organizado con alguna empresa pero no os lo recomiendo porque las pausas están ya programadas y suelen ser breves por lo que no se disfruta como es debido.

 Nuestra van

El primer lugar en el que nos detuvimos fue, efectivamente, el pueblo de Torquay. Es una zona playera conocida principalmente por las olas que permiten practicar el deporte australiano por excelencia: el surf. Allí, además de las tiendas de marca conocidas como Rip Curl o Quicksilver, fundadas precisamente en esta localidad, es donde se encuentra el museo Nacional del Surf, a través del cual se puede conocer un poco más la historia de este deporte acuático o ver el hall de la fama, con biografías de los surfistas con más renombre. La entrada tiene un coste de 12$ y abre todos los días de 9 de la mañana a 5 de la tarde.









Campana de Bells beach

A escasos minutos del museo están las playas de Torquay, Jan Juc y Bells beach. Esta última es probablemente la más famosa al reunir cada año a los mejores surfistas del mundo en el campeonato Rip Curl Easter Pro, que se lleva celebrando desde 1973 lo que le hace ser la competición de surf más antigua. Como tradición, y en honor al nombre del arenal, el ganador del evento tiene que hacer sonar la campana de Bells beach. Si no podéis hacer coincidir vuestro paso por Torquay con el campeonato, siempre podréis acercaros al museo para ver la campana.

 Torquay


 Jan Juc





Bells beach 


Siguiendo con la ruta llegamos hasta Anglesea, otro pequeño pueblo en el que las principales protagonistas son las playas, seguido por su entorno natural donde conviven distintos tipos de especies vegetales, entre los que destacan las orquídeas, con grandes familias de canguros. Es también recomendable que paréis en Urquhart Bluff, con vistas espectaculares al mar.

 Anglesea






You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook