, , ,

Tailandia: Koh Tao y Koh Samui

22.2.16

El viaje iba llegando a su fin y los días que nos quedaban decidimos pasarlos entre Koh Tao y Koh Samui. En primer lugar, visitamos la isla más pequeña del conjunto, Koh Tao. Para ello, tomamos un ferry con la compañía Lomprayah y reservamos el alojamiento nada más llegar en el Simple Life Hostel. Pagamos 600 baths, 15 euros, por una habitación muy sencilla, pero si preferís lujo podéis consultar también las habitaciones del Simple Life Resort, del mismo complejo. Esta isla es uno de los pocos sitios en lo que os voy a recomendar que no alquiléis moto para recorrerla: es muy pequeña, las carreteras están en mal estado y por lo general, las empresas que se dedican a ello suelen timar a los turistas (aunque esta práctica es muy habitual en todo el país, no sólo aquí).

La principal atracción de Koh Tao son los cursos de buceo, por tanto, no es de extrañar la gran cantidad de escuelas que hay, la mayoría pertenecientes a extranjeros que residen en este pequeño archipiélago. El motivo de que los cursos sean tan populares son las aguas cristalinas en las que se llevan a cabo y sobre todo, los bajos precios para sacarse los títulos de PADI (Asociación Profesional de Instructores de Buceo), que cuenta con distintos niveles, desde el inicial hasta el máster. Al estar faltos de tiempo (y al yo no ser muy fan del scuba diving) preferimos pasar nuestro tiempo relajándonos en la playa de Sairee, la más frecuentada, y en la isla de Koh Nang Yuan, a la que se organizan excursiones a diario. ¡No os la perdáis!

 Playa de Sairee







 Vistas desde el barco a Koh Nang Yuan


 Koh Nang Yuan

 La cima de Koh Nang Yuan
 Llegada


 Subida hacia la cima
 Cola de turistas esperando a subir
 Vistas desde lo alto


Y los últimos días nos fuimos a Koh Samui, la isla más grande de esta parte del golfo tailandés. Tomamos de nuevo un ferry con Lomprayah y nos alojamos en el Mae Nam Bay Resort, un hotel recién inaugurado en el que pagamos también 600 baths, precio especial de apertura, por lo que supongo que ahora haya subido. Se encontraba en la playa de Mae Nam, alejado del centro, pero no fue problema ya que en esta isla vuelve a ser recomendable el alquiler de moto si se quiere ver correctamente. Recorrimos algunas de sus arenales, desde Mae Nam hasta Chaweng, cuya calle principal es similar a Khao San Road o Bangla Road, y paramos a su vez en la playa de Bo Phut.

En las inmediaciones de Bo Phut nos topamos con el Big Buddha, una estatua de 12 metros de altura ubicado en el templo Wat Phra Yai y considerado como una de las principales atracciones de Koh Samui. Aún así, a nosotros nos llamó más la atención Wat Plai Laem, muy distinto a los templos que habíamos visitado durante el viaje. En él se puede ver la figura femenina y con dieciocho brazos de Guayin, la “Diosa” de la Misericordia del budismo. Es un espacio muy colorido y en el que es común ver a los turistas alimentando a los peces que nadan en los estanques que rodean a Guayin.

 Big Buddha

 Wat Plai Laem








Y aquí finalizaba nuestra aventura por Tailandia… Tocaba hacer las maletas y coger un ferry a Surat Thani, desde conde teníamos el vuelo de vuelta a Bangkok. Espero que os haya gustado y os sea de utilidad!

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook