, , , , , , , , ,

Mission beach, Australia

18.9.15

Para llegar hasta nuestro tercer destino vivimos una verdadera aventura. No queríamos gastar mucho dinero, preferíamos ahorrar en lo que fuese posible y teníamos un día para llegar desde Cairns hasta Airlie beach, donde nos esperaba nuestra amiga mexicana Ángelica. Las tres opciones que teníamos eran: coger el autobús, lo que venía a costar aproximadamente 100$; alquilar un coche, todavía más caro ya que teníamos que depositarlo en Airlie beach y eso conllevaba un coste extra; o bien hacer autostop.

Nos decantamos por la tercera. Conseguimos un cartón donde escribir el sitio al que queríamos llegar en primer lugar, que era Mission beach, buscamos la salida a la autovía y allí esperamos escasos cinco minutos hasta que nos recogieron. La persona que nos hizo el favor fue un australiano que vivía en Cairns y viajaba hasta Mission beach para ver a sus padres. El autostop puede resultar peligroso en muchos países, sin embargo en Australia es una práctica muy común entre los jóvenes backpackers y es muy normal ver a gente esperando a ser trasladada por un alma caritativa.

Además, tuvimos una gran suerte porque Lochlan, el chico que nos llevó, era originario de Mission beach, así que no sólo nos ayudo a llegar allí si no que nos enseño un poco su ciudad. Nos dejó en la entrada del Parque Nacional de la Montaña Clump, a la que se puede subir para obtener unas agradables vistas de la costa. Este sendero, conocido como Bicton Hill circuit track, se recorre en media hora y termina en un mirador. No es un camino complicado, sin embargo a nosotros se nos hizo más cuesta arriba aún ya que llevábamos nuestros equipajes a la espalda.

 Con mi amigo Cristian preparándonos para la aventura



 Vistas desde la parte baja de la montaña
 Bicton Hill track

 Mission beach y Family Islands desde el mirador


Desde el mirador se divisa el Parque Nacional Family Islands, un conjunto de islas rodeadas por la barrera de coral y muy cercanas a la costa tropical de Mission Beach. La más cercana se llama isla de Dunk y se puede llegar a ella a través de un barco-taxi que cuesta 35$ ida y vuelta. Al descender de la montaña Clump, tomamos la carretera de la bahía Bingil, que recorre toda la costa, y pasamos por unas impresionantes playas y calas tropicales. A lo largo de este camino es usual encontrarse señales que indican la existencia de cassowaries, los pájaros peligrosos de los que os hable en el post de la selva Daintree.

 Bingil Bay road






En esta travesía cruzamos el embarcadero del Clump Point y llegamos al mismo. Se trata de un lugar formado por rocas y mangroves, un tipo de árboles muy común en las zonas tropicales, y con una gran importancia para el grupo aborigen de la zona, que es el de los Djiru. Después de estar todo el día caminando con la mochila acuestas decidimos parar a descansar una vez llegamos a la playa sur de Mission beach. Está rodeada por altas palmeras y algo que llama la atención son los dibujos que se forman en la arena a causa de los cangrejos que habitan en ella.


Clump Point 



 Dunk island

 Embarcadero de Clump


 South Mission beach









Pero aquí no acababa nuestra aventura. Nuestro objetivo era llegar a Townsville para poder estar a tiempo en Airlie beach al día siguiente. Se nos hizo de noche y decidimos tomar un autobús en vez de hacer autostop de nuevo. Viajamos con la compañía Greyhound, una de las más eficientes, y llegamos a Townsville tan tarde que todos los hostales se encontraban cerrados. La única opción que nos quedaba era pasar una noche a la intemperie, pero gracias a Dios hacia calor y pudimos pasarla sin ningún problema. Aunque nuestras intenciones eran visitar esta ciudad por la mañana para salir a Airlie beach por la tarde, tuvimos que cambiar nuestros planes y cogernos el autobús que salía a las seis de la mañana y así descansar en condiciones.

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook