, ,

Sydney, parte III

31.5.15


Atravesando el jardín botánico se puede llegar hasta la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur, cuya entrada es gratuita. Este museo se abrió en 1874 y está formado por colecciones procedentes de Europa, Asia y Australia. Lo que más destaca en él es el arte aborigen, que personalmente fue el que más me gustó, quizá porque estoy acostumbrada a los museos europeos y por tanto esa parte no me llamó demasiado la atención.














 Exposición de arte contemporáneo

Y volviendo hacia atrás, en Circular Quay, nos encontramos con el Museo de Arte Contemporáneo de Australia, inaugurado en 1991 y formado por colecciones de arte contemporáneo provenientes de diversas partes del mundo. Tiene un precio de 20$, 15$ con descuento, aunque siempre suele haber salas abiertas gratuitamente. Cuando fuimos nosotras  y coincidiendo con el Vivid Festival había una exposición llamada ‘Light Show’. Además dispone de una gran terraza-restaurante en la última planta que ofrece unas agradables vistas.

Pero para buenas vistas las del Blue Bar, situado en la 36ª planta del Hotel Shangri-La. Abre todos los días de cinco de la tarde hasta media noche y los fines de semana de cuatro a una. Os recomiendo que subáis a reservar mesa antes porque siempre está lleno y sólo se pueden realizar las reservas de manera presencial. Los precios van desde los 6$ una cocacola, en adelante.

Justo debajo de este hotel está el barrio conocido como The Rocks, el más histórico de la ciudad que se creó cuando empezaron a llegar los europeos en el año 1788. Recibe este nombre porque los edificios fueron construidos con una roca muy común en Sydney denominada Sydney sanstone o Yellowblock. Tiene bares con mucho ambiente y además suele acoger mercadillos de comida y ropa.




 Exposición temporal 'Light Show'


Desde la terraza del museo
 The Rocks



 Bar The Argyle, muy ambientado por las noches



Las escaleras para cruzar el Harbour Bridge están ubicadas a escasos metros de The Rocks. Tiene 1149 metros de longitud, pero no seáis vagos, es algo que hay que hacer obligatoriamente si se visita Sydney. No sólo para decir: ¡yo crucé el Harbour Bridge!, si no porque las vistas de la bahía son espectaculares. Y si no os conformáis con sólo cruzarlo, podéis subir al Pylon Lookout pagando 13$ o 8,50$ si se es estudiante o mayor de 65 años.

Al llegar a North Sydney, bajad hasta Kirribilli Waterfront, una especie de mirador desde donde se ve todo el skyline, o también podéis visitar Luna Park, un pequeño parque de atracciones. Los diferentes precios de entrada están aquí.

 Cruzando el puente


 Torre donde está el Pylon Lookout


 North Sydney

Kirribilli Waterfront 


 Luna Park


You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook