, , , , , , , ,

Toledo, parte IV y última

17.2.15


Por último, nos adentramos en el barrio judío, de calles estrechas y empedradas. En él se encuentra la Casa y Museo del Greco, pintor del Renacimiento muy ligado a Toledo debido a los 37 años que residió allí. Durante su carrera artística es influido por las fuentes italianas, ya que pasa diez años de su vida en este país. Sin embargo, en el año 1600, cuando ya estaba en la capital de Castilla-La Mancha, los elementos artificiales e irreales se intensifican en sus obras.

Este museo se inauguró en el año 1911 para reunir obras del artista, reflejar cómo vivió y darle así el valor que se merece. El precio de entrada es de tres euros, 1.50 euros para grupos de más de cinco personas si se reserva con quince días de antelación. Otro de los atractivos del barrio judío es la iglesia de Santo Tomé, construida sobre una antigua mezquita. En el siglo XIV, al encontrarse en ruinas, Gonzalo Ruiz de Toledo, Señor de Orgaz, decide reedificarla y coloca un campanario de estilo mudéjar en el lugar donde estaba el alminar de la mezquita.

Pero su fama reside en el cuadro que hay en su interior: ‘El entierro del Conde  de Orgaz’. Este lienzo fue realizado por El Greco, en estilo manierista, entre los años 1586 y 1588. Merece la pena entrar a verlo ya que está considerada como una de las mejores obras del artista.  A través de él, El Greco quería representar el milagro, que cuenta la tradición, en el que san Esteban y san Agustín bajan del cielo para enterrar a Gonzalo Ruiz de Toledo. Esta bajada se produce para premiar al Conde de Orgaz por haber llevado una vida ejemplar de devoción a los santos, por su humildad y por las obras de caridad que llevo a cabo. La entrada tiene un coste de 2,50 euros.



Casa y Museo del Greco
Torre de la iglesia de Santo Tomé


 Entrada a la iglesia de Santo Tomé
Interior de la iglesia

Y un poco más adelante está la Sinagoga del Tránsito y Museo Sefardí, mandada construir a mediados del siglo XIV por Samuel ha-Leví, que ocupó puestos como el de oidor de la audiencia, diplomático o tesorero real dentro de las cortes del rey Pedro I de Castilla. En su interior se rinde culto a la historia  y tradición judía española. Para entrar hay que pagar tres euros.

Justo enfrente de este edificio hay un parque desde el que se ve el paso del río Tajo, al atardecer es muy bonito. La visita se iba acercando a su fin, dejamos para el final la Sinagoga de Santa María la Blanca, construida en 1180 y habiendo funcionado como tal durante 211 años. Después fue reconvertida en iglesia y actualmente pertenece a la iglesia católica a pesar de que no se realiza culto en ella, si no que es utilizada como museo. Si queréis entrar, es necesario abonar 2,50 euros.



 Sinagoga del Tránsito y Museo Sefardí






Sinagoga de Santa María la blanca

Y desde allí ya empezaréis a ver la gran belleza del Monasterio de San Juan de los Reyes,  de la Orden Franciscana. Es un monumento Histórico-Artístico en conmemoración de los logros de los Reyes Católicos. Además, cabe resaltar que se construyó bajo el patrocinio de la  reina Isabel I de Castilla que lo quiso convertir en mausoleo real. Al igual que la sinagoga, el precio de entrada es de 2,50 euros.

Para abandonar el centro de Toledo, atravesamos la Puerta del Cambrón, reconocida antiguamente como ‘Puerta de los judíos’ y catalogada como Bien de Interés Cultural, y recorrimos la parte exterior de la muralla. Las vistas desde la una de las partes del Tajo eran muy bonitas ya que se veían las luces reflejadas en el agua.

 Monasterio de San Juan de los Reyes

 Puerta del Cambrón



Toledo de noche

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook