, , , , ,

Toledo, parte II

7.2.15



Siguiendo con el recorrido turístico, avanzamos unos metros más y llegamos hasta el Alcázar de Toledo, la famosa fortificación que se encuentra situada en la parte más alta de la ciudad, con 548 metros, y considerado, a lo largo de la historia, como el punto militar más estratégico. Este edificio fue mandado construir por Carlos V para hacer de él su lugar de residencia, en el mismo lugar en el que en el siglo III los romanos establecieron un palacio que tras la reconquista se convirtió en el pretorio, es decir, el cuartel general de la armada romana.

También cuenta con una gran herencia musulmana de cuando estos dominaron la urbe, como por ejemplo las obras realizadas por los emires Abd al-Rhaman II y Abd al-Rhaman III, en el año 836 y 932 respectivamente; o su actual nombre, proveniente del término árabe ‘Al Qasar’, cuyo significado es fortaleza.

Cabe destacar su gran protagonismo en guerras como la de Sucesión, durante la que sufrió un incendio a manos de las fuerzas austríacas; la de la Independencia, momento en el que vuelve a quemarse cuando las tropas francesas lo utilizaban como almacén de artillería; o la Guerra Civil, cuando el Alcázar se convierte en mito y símbolo político del franquismo tras el asedio entre milicianos del Frente Popular y guardias de Asalto contra las fuerzas de guarnición de Toledo, reforzadas por la Guardia Civil y civiles en contra del Gobierno de la República.

Actualmente, su interior alberga la Biblioteca de Castilla-La Mancha, donde hay una cafetería desde la que se puede ver Toledo desde las alturas. Nosotros no pudimos subir porque estaba cerrado, pero para los que queráis y podáis, la subida a la cafetería es gratis. Para los que prefiráis visitar el Alcázar, deciros que la entrada tiene un precio de cinco euros en los que está incluida la visita al Museo del Ejército, resultado de la fusión de varios museos militares del siglo XIX  y XX.

 Alcázar desde la plaza Zocodover





Museo del Ejército

Justo enfrente del Alcázar está ubicada la Academia de Infantería, creada en 1850. Es un centro de formación militar del Ejército de Tierra español, cuya labor es la de ofrecer formación básica, especialización y formación de oficiales, suboficiales y tropas del Arma de Infantería. Cuenta con un museo, nacido en 1983, en el que se conservan documentos, armas y objetos de las glorias de  la Infantería. Se puede visitar pero para ello hay que ponerse en contacto con la Oficina de Relaciones Públicas de la Academia.

Y otro de los edificios que se pueden ver desde las inmediaciones del Alcázar es el del Castillo de San Servando, construido en el año 1024 para ser utilizado como monasterio. Sin embargo, en 1088 pasa a convertirse en alcázar debido a las amenazas de invasión musulmana. Tras pasar una gran temporada en el olvido y casi ser demolido, en 1874 se le nombra Conjunto Histórico-Artístico Nacional y desde entonces ha sido colegio menor, sede de las Cortes de Castilla-La Mancha y residencia universitaria. Hoy en día funciona como albergue y los precios no son elevados: 14 euros la noche para menores de 30 y 17, mayores. ¡Qué mejor sitio para dormir en Toledo que uno con tanta historia!

 Academia de Infantería

 Castillo de San Servando

Vistas  desde las inmediaciones al Alcázar

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook