, , , , , , , , , ,

Auschwitz-Birkenau, parte II

5.1.15


El trayecto desde Auschwitz I a Auschwitz II o Birkenau dura apenas 10 minutos. Al llegar veréis la famosa entrada al campo y las vías del tren por las que pasaban los vagones llenos de prisioneros, cuyo futuro estaba destinado a acabar de alguna de estas tres maneras: ser enviado a la cámara de gas nada más bajarse, realizar trabajos forzados hasta morir o ser utilizados para los experimentos del doctor Mengele.

Este centro de exterminio es el más grande de todos los que se construyeron y se creó como parte del plan de los nazis, conocido como ‘Solución final’, para conseguir aniquilar a la población judía. Por ello, las cámaras de gas y los hornos crematorios que se levantaron en esta zona tenían una capacidad mayor que los de otros campos, 2.500 prisioneros.

Durante la visita os enseñarán los barracones en los que dormían, expuestos a las malas condiciones meteorológicas que vosotros mismos podréis comprobar durante vuestra estancia, y cuyas camas se encontraban situadas a escasos metros de las letrinas. Esto hacía que el ambiente en el campo se convirtiese en un mayor infierno, entre la poca higiene que existía y los olores que salían por las chimeneas de las cámaras de gas.

 Entrada al campo








 Torre de control desde el barracón
 Barracón

El siguiente punto de interés de Birkenau es el Monumento a los muertos en los campos de concentración,  en el que se pueden ver una serie de placas conmemorativas. Cada una de estas placas está escrita en un idioma distinto, pertenecientes a las lenguas mayoritarias de las victimas del nazismo.

A pocos metros del monumento podréis ver una cámara de gas derruida. Este edificio fue echado abajo por los Sonderkommandos, prisioneros que trabajan en las cámaras de gas y que si contaban lo que en ellas sucedían eran castigados con la muerte. El objetivo que perseguían con la destrucción de la cámara era crean un gran revuelo y conseguir así despistar a las SS mientras ellos escapaban. Por desgracia fueron descubiertos y aniquilados inmediatamente.

La otra parte de los edificios destruidos fueron los que tiraron los nazis en su intento por borrar cualquier prueba de lo que había sucedido allí antes de la llegada de las tropas soviéticas. Durante esta tentativa, evacuaron a gran parte de los presos, que eran obligados a realiza duras marchas en las que muchos murieron. Sin embargo, no todo les salió como tenían planeado, ya que las tropas consiguieron llegar antes de que destruyesen todos los indicios y pudieron rescatar, aunque en muy malas condiciones, a algunos de los presos que todavía se encontraban en el campo.

Al atardecer se acabó nuestro paso por Auschwitz-Birkenau y estas fueron las imágenes que pudimos tomar. Parece mentira que en un sitio donde han sucedido tales atrocidades se puedan ver estas maravillosas vistas. Último consejo: id abrigadísimos, hace tres veces más frío que en Cracovia!

 Monumento

 Edificio derruido





You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook