, , , , , , ,

Ciudad Rodrigo, parte I

24.11.14


A 88 kilómetros de Salamanca, con los títulos de Ciudad Antigua, Noble y Leal, se encuentra Ciudad Rodrigo, urbe con una gran historia a sus espaldas.  Se cree que esta región comenzó a ser utilizada como núcleo de asentamiento humano durante la Edad de Bronce, concretamente por los vetones, un grupo de pueblos de influencia céltica que entre los siglos  V y I a.C ocuparon las actuales provincias de Ávila, Salamanca y parte de Zamora, Toledo, Cáceres, Badajoz y Madrid.

Posteriormente, pasaría a manos de los romanos, que dejaron un vestigio muy importante que hoy en día sigue existiendo: las tres columnas que forman el escudo heráldico de la ciudad. Las guerrillas protagonizadas por los romanos y los celtas, así como las invasiones bárbaras hicieron mella en Ciudad Rodrigo, que quedó destruida hasta que llegaron los árabes.

Durante los tiempos de Alfonso VI y a cargo del Conde Don Rodrigo, del que recibe el nombre la ciudad, la zona intentó ser repoblada, pero esto no ocurriría hasta el año 1161 cuando Fernando II de León reformase la villa convirtiéndola en un baluarte contra los musulmanes y el Reino de Portugal. Para ello, la rodeó de murallas y además construyó edificios religiosos, palacios y casas solariegas.

Actualmente, la muralla que rodea este área es uno de los principales atractivos de Ciudad Rodrigo. Tiene una longitud de 2.200 metros, flanqueados por cinco torreones y atravesados por siete puertas (a pesar de que hace dos siglos tenía ocho). Es muy recomendable dar un paseo por la parte superior de la muralla, ya que las vistas merecen la pena.

La puerta de acceso principal es la de Amayuelas, que permite el paso de vehículos, así como de peatones, a través de la conocida Brecha Pequeña. A escasos metros de esta puerta, en un edificio de madera, está ubicada la Oficina de Turismo, donde os aconsejo que vayáis para que os den toda la información pertinente antes de adentraros en la ciudad.

Vista de Ciudad Rodrigo desde fuera de la muralla

 Parte de la muralla cercana a la puerta principal
Puerta de Amayuelas y Brecha  Pequeña

Lo primero que veréis tras pasar la puerta de Amayuelas será el edificio de la Catedral de Santa María, construida durante el siglo XII y XIV. La mandó construir Fernando II de León pero el principal impulsor de la obra fue su hijo Alfonso IX de León. En 1889 esta catedral fue declarada Monumento Nacional. La entrada a su interior tiene un coste de tres euros, 2.50 para jubilados, estudiantes y familias numerosas.

Detrás de ella, en el lado más próximo a la muralla, está la plaza de Herrasti, que lleva el nombre del General español Don Andrés Pérez de Herrasti, quien fuese gobernador y defensor de la plaza durante el primer asedio de los franceses en la Guerra de la Independencia. En consecuencia, en 1836, en el centro de la plaza se levantó un monumento conmemorativo en honor a las tropas españolas.

También se aprovecho para colocar el Mausoleo de Julián Sánchez “El Charro”, guerrillero y militar español que tuvo una activa participación durante la guerra. En la plaza, además de la catedral, están los edificios del Seminario Diocesano de San Cayetano y el Museo del Orinal.

 Plaza de Herrasti y fachada principal de la Catedral
 Catedral


 Monumento a las tropas españolas en la plaza
 Museo del Orinal y al lado, seminario Diocesano de San Cayetano
Mausoleo de Julián Sánchez "El Charro"

En la parte trasera de la catedral, al otro lado de la calle que atraviesa la puerta principal, se encuentra la Capilla de Cerralbo, un templo de culto católico, de estilo herreriano, que fue fundado en  el siglo XVI por el cardenal Francisco Pacheco de Toledo, embajador en Roma, virrey en Nápoles y arzobispo en Burgos. Este cardenal quería derribar parte de la capilla mayor para hacer girola y enterrar a su familia, pero ante la negativa del Cabildo de la Seo  decidió levantar su propio panteón funerario.

 Capilla de Cerralbo

Vistas de la Capilla de Cerralbo y parte de la  Catedral desde la muralla

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook