, , , , , , , , , , , , , , ,

Sitios donde comer en Santander

28.9.14



-       El Cadelo: Situado en el Rio de la Pila 18 Bajo. Es un restaurante pequeño y acogedor, con una gran decoración y personal de trato muy amable. La cocina es excelente. Entre sus platos destacan el salmorejo, las croquetas de queso de oveja, el arroz castellano o el tartar de atún. Llamad para reservar antes de ir ya que  se suele llenar.

-       Nobrac: Está cerca del anterior, concretamente en la travesía del Río de la Pila 3. Su especialidad son las hamburguesas, las hay de varios tipos y aunque no he tenido tiempo para probar todas, estoy segura que ninguna os dejará indiferentes. Por otro lado, los postres también son dignos de probar, yo os propongo la tarta de zanahoria. Los precios van de los diez euros en adelante.

-       Santa&co: Calle Marcelino Sanz de Sautuola 17. En este sitio podréis desde desayunar el típico english breakfast; probar sus sándwichs, pizzas y hamburguesas; comer su maravillosa repostería o quedaros maravillados con cualquiera de sus batidos y cafés.

-       Wabi-sabi Café&Craft: Calle San Celedonio 43. Un lugar de los que hacía falta en Santander desde hacía tiempo. Pertenece a dos hermanas que ponen su entusiasmo para que todos y cada uno de sus productos estén a la perfección. Es uno de los mejores sitios para merendar en Santander. Hay gran variedad de tartas, batidos, zumos… y además podréis comprar las delicatesen de marcas como Petra Mora.

-       La Gallofa: se trata de una panadería/pastelería que recientemente ha abierto una gran cafetería en pleno centro de Santander, concretamente en la calle Isabel II. Es muy acogedor y los productos que ofrecen son un placer para el paladar: minipizzas, bocaditos de atún, tartas (probad la Red Velvet!), zumos naturales recién exprimidos, cafés, chocolates…

-       El Masa Madre Funfood: Calle La Marina1, esquina con la calle Arrabal. Abierto hace pocos meses y con un gran éxito entre los santanderinos. Está abierto todos los días de la semana  de 7 de la mañana a 12 de la noche, por lo que se puede desayunar, comer, merendar, cenar o tomar un tentempié a cualquier hora del día. Tiene ensaladas, hamburguesas, pizzas, raciones para compartir, tartas y repostería. Os recomiendo que pidáis la pizza de mozzarella, tomate, queso de cabra y cebolla caramelizada, mmmmmm!!!!

-       El Sartenes y Colores: Calle Alonso de Ercilla 4. Especializado en las sartenes de gulas con huevos, patatas y los ingredientes que el consumidor desee. Están buenísimas y aunque la carta se centre prácticamente en ellas, pueden ser acompañadas con un entrante como la ensalada silvestre, buenísima. Al ser un local muy pequeño (y estar siempre lleno) es fundamental que se llame para reservar.

-       La Taberna del Herrero: Calle del Rubio 4. Destaca por sus tapas, tanto frías como calientes, con las que poder degustar las famosas rabas de Santander, el erizo de mar gratinado o la sopa de ajo castellana. Los menús también están muy bien y tienen un precio de 15 euros.

-       Restaurante Machichaco, conocido como ‘El Machi’: Calle Calderón de la Barca 9. Otra de las grandes referencias santanderinas a la hora de ir a tomar el aperitivo, siempre lo encontraréis lleno. El pescado, la carne y los arroces (sobre todo el arroz negro) son algunas de sus platos más notorios. El precio va de los 25 euros en adelante.

-       Casa Lita: Paseo Pereda 37. Uno de los mejores sitios para ir de pinchos por Santander. Es un ir y venir de platos de todo tipo y lo más importante… de una gran calidad. Por lo general suelen costar tres euros.

-       El Mercado del Este: Calle Hernán Cortés 4. Visita obligada, ya que se trata de un entorno antiguo y rehabilitado a la perfección. En el hay varios sitios de pinchos que al medio día y por la noche se llenan de un gran ambiente.

-       Los Arcos: Calle Hernán Cortés 3, junto al Mercado del Este. Buena opción para probar el cocido montañés, las albóndigas o el chipirón encebollado. Además destaca por su posición, en pleno centro de Santander.

-       La Malinche: Calle Hernán Cortés 41. Cuenta con dos pisos, con decoración moderna. Son muy conocidos sus cucuruchos, rellenos de rabas, nachos de verdura, patatas, croquetas… Los platos van desde los 9 hasta los 16 euros y el menú del día cuesta 12,50. Os recomiendo probar el queso divirín con mermelada y el ceviche de pulpo y langostinos.

-       La Conveniente: Calle de Gómez Oreña 9, cerca de Cañadío. Este restaurante está ubicado en el interior de unas antiguas bodegas, es muy grande pero siempre está lleno ya que tiene una gran demanda. Ofrece raciones, entre las que destaca principalmente la tabla de fritos, que podría ser considerada como el “menú degustación” de la Conveniente ya que reúne los principales manjares: croquetas, pechugas de pollo, huevos con bechamel, empanadillas, albóndigas, rollos de jamón y queso, morcilla y pechugas de pollo. Si os quedáis con hambre, que no creo, os recomiendo pedir una tabla de quesos.

-       El Solórzano: Calle Peña Herbosa 17. Un clásico de la capital cántabra. Muchos santanderinos aprovechan para ir a la hora del aperitivo y tomarse unas buenas rabas, caracolillos o incluso mejillones en salsa. Las raciones son también protagonistas y podréis elegir entre una gran lista. La ventresca de bonito o las croquetas de bacalao no tienen desperdicio.

-       Bodega Fuente Dé: ubicado en la misma calle, en el número 5. Es un sitio tradicional, pequeño y podría ser definido como el típico restaurante de pueblo, de esos que tanto nos gustan. Las raciones son inmejorables y… no os vayáis sin probar el cocido montañés, plato típico por excelencia en Cantabria

-       Viva la Pepa, 1812: Calle Tantín 22. Es uno de los pocos sitios que podréis encontrar en esta zona con terraza y he de destacar que esta misma es muy acogedora. Hay tanto pinchos como raciones.

-       Bodegas Mazón: Calle Hernán Cortés 57. Es una bodega con fundada en el año 1902, por lo que cuenta ya con más de 100 años de experiencia que se nota sobre todo en la calidad de sus pinchos, en sus maravillosas tostas y en las raciones, tanto de pescado como de productos cárnicos de Cantabria.

-       Restaurante El Pícaro: Calle Bonifaz 19. Una de las cosas que más llama la atención a la hora de entrar a comer a un sitio es el trato que recibes por parte de los trabajadores y en este lugar, tanto los camareros como la cocinera, no pueden ser más simpáticos. Esta simpatía se refleja en sus platos, hechos con buen humor y mejor sabor.

-       Agave Azul: Calle Sol 40. Restaurante de comida mexicana, excelentes platos y raciones. Ofrece menú degustación por 15 euros. Los nachos, los tacos y las quesadillas están buenísimos. El trato es excelente.

-       Sakura: Paseo de Canalejas 1, Puerto Chico. Para todos aquellos apasionados de la comida japonesa. Os recomiendo que pidáis el menú degustación para poder probar un poco de toda la oferta que poseen.

-       Tatami: Calle Doctor Fleming 3, Sardinero. De momento, puedo decir que es el que más me ha gustado de los que he probado en Santander. No cuenta con menú degustación pero los precios no me parecieron muy elevados si el número de comensales de un mínimo de cuatro. Hay gran variedad y además se da la opción de reservar un tatami, un reservado cerrado donde comer de forma más íntima.

-       La Radio/ La Prensa: estos dos establecimientos pertenecen a las mismas personas. El primero se encuentra en la avenida de General Dávila 103 y el segundo, abierto hace muy poco, en el Barrio de la Torre 86, en Monte. Este último tiene una terraza enorme en la que poder devorar sus grandes raciones.

-       La Hiruca: al igual que la prensa se encuentra en Monte, en el Barrio Aviche 3. El menú del día está muy bien de precio, la presentación de los platos es muy buena y la comida riquísima. Tiene una pequeña terraza para los que prefieren ir de pinchos.

-       La Candelita: también en Monte, en la Calle Tristana 18. Es un gran restaurante, con una amplia terraza, donde poder disfrutar tanto los días de calor como los más fríos, ya que dispone de calefacciones. La comida está buenísima, os recomiendo que pidáis raciones, como por ejemplo la de queso provolone con tomate y calabacín, las croquetas, rabas o el puding de cabracho. Os comento que la carta varia, dependiendo de si vayas a comer en el comedor o en las mesas cercanas a la barra.

-       El Quebec: hay varios. Además de las rabas a la hora del aperitivo, las tortillas de  patata son otra de las apuestas de los santanderinos. No son tortillas de patata normales, las podréis encontrar de con bonito, jamón y queso, gambas y alioli, pollo al curry, barbacoa… Cada vez son más conocidas a nivel nacional e incluso internacional, ya que no las encuentras fuera de las fronteras cántabras. El Quebec es uno de los lugares más cotizados a la hora de hablar de estas tortillas.  A su vez, ofrece otros tipos de pinchos, sartenes, hamburguesas…

-       Cervecería La Cruz Blanca: Calle Hernán Cortés 24. Os llamará la atención la barra, plagada de tortillas de todos los tipos y sabores. En su página web destacan su especialidad en la comida alemana y cómo no, los más de 30 tipos de cerveza que tienen.

-       Restaurante balneario La Magdalena: en la Horadada, a pie de playa. No hace falta ni que os explique las vistas, podéis imaginarlas. Quizá el problema llegue al pedir la cuenta!

-       El Faro: como su propio nombre indica está situado junto al faro de Santander, por lo que las vistas son increíbles. La mayoría de los cántabros van allí a tomarse las rabas antes de comer. Es visita obligada en vuestro paso por la ciudad.

-       El Sacacorchos: Avenida Doctor Diego Madrazo, Valdenoja. Cada vez atrae a más gente. Grandes raciones y buenos pinchos.

-       Restaurante Golf de Mataleñas: Avenida del Faro 39012.  Está en un entorno privilegiado, que son los campos de golf de Mataleñas. Las vistas son buenas y cuenta con una terraza donde poder relajaros. El menú del día es bastante variado.

-       Restaurante El Chiqui: Avenida de Manuel García Lago, en el Hotel Chiqui, junto a la segunda playa del Sardinero. Es un sitio emblemático con una gran cristalera con vistas al mar y gran calidad en sus platos.

-       Nordeste: en Avenida Pontejos 16, cerca de los campos de Sport del Sardinero. Ha sido abierto recientemente, de ahí su moderna decoración, su aspecto acogedor y la gran jovialidad de sus dueños. No ofrece menús del día, pero si grandes raciones, pinchos (4,50 euros los más elaborados), platos combinados… Además de martes a viernes proponen un plato de cuchara, con bebida y postre, por ocho euros. Os recomiendo probar el solomillo con foie, tanto en tapa como en plato.

-       La Abuela María: Calle de Bellavista 109, Cueto. Abierto desde 1987, ofrece parriladas de carne, de pescado, de verdura, carne a la piedra, sartenes y otros tipos de raciones. A mí una de las cosas que más me gustan es las sardinas a la brasa.

-       Trattoria Florida: Calle Florida 14. Para los amantes de la comida italiana. Es una pizzería que ha abierto sus puertas recientemente y que promete quedarse para largo. Sus pizzas están elaboradas con los mejores ingredientes, procedentes de Italia. ¡Un gran gusto para el paladar!

-       Pizza Jardín: Calle Autonomía 2, Valdenoja, junto al gimnasio Body Factory. Destaca por sus pizzas, la pasta y la lasaña, buenísima. El menú vale 9,50 y puedes elegir primero, segundo y postre. Los pinchos de tortilla también están muy ricos.

-       Pomodoro: se encuentra en Santa Cruz de Bezana, en la Avenida del Marqués de Valdecilla 83.  Es uno de los sitios de comida italiana que más me gusta. Sus pizzas son muy ricas. En cuanto a las pastas, os recomiendo probar los corazones rellenos de queso con salsa ragú. Y para acabar, qué mejor que un coulant de chocolate.

-       L’Arrabbiata: Calle La Gloria 173, en San Román. Ofrece platos similares a los del Pomodoro pero a precios ligeramente más bajos. Tiene una gran terraza donde poder disfrutar de los días de sol.

-       Pizzería Britannia: Calle Luis Riera Vega. Lleva abierto más de 20 años y cada vez tiene más prestigio. No sólo tiene pizzas y pasta, también se puede elegir comida india, patatas asadas, tortillas, verduras, empanada o ensaladas. Es muy grande pero siempre suele estar a rebosar por lo que si llamáis para reservar… mejor que mejor! Cuenta con servicio a domicilio.

-       La Taberna de Buddha: Centro empresarial El Crucero, Revilla de Camargo. Este sitio se encuentra a 15-20 minutos de Santander y es imprescindible ir en coche, ya que está ubicado cerca de unas naves industriales a las afueras de Revilla. A pesar de estar situado ahí y de las grandes dimensiones del local, que incluye terraza y una sala de juegos para los más pequeños, os recomiendo que llaméis para reservar porque se llena de gente. La gran afluencia de personas es prueba de la calidad de sus comidas, la originalidad del establecimiento y sobre todo, los precios. Podréis degustar raciones de todo tipo (probad las delicias de pollo, son un manjar), hamburguesas, pizzas, sartenes e incluso menú del día. Determinados días de la semana hay espectáculos en directo, los miércoles concretamente es erótico.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. ¡Qué lista tan exhaustiva! El Santa está genial y estoy deseando conocer el Wabi-Sabi en alguna de las próximas visitas. Casa Lista está entre mis favoritos, sí o sí, y las tortillas del Québec son un fijo :-D

    Me queda alguno por conocer, así que me quedo con la lista para hacer el recorrido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te sea útil! A ver si te gustan los que pruebes!! Iré añadiendo más sitios, así que no dudes en volver! :D Muchas gracias por visitar el blog y por dejar tu huella!!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Buena recomendación! Hace años que no voy, así que tendré que ir pronto para añadirlo en la lista!! Muchas gracias :D

      Eliminar

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook