, , , , , , , , , ,

Fin de semana en San Sebastián III

18.8.14


El domingo nos despertamos tarde y nos fuimos directamente a comer a La Perla. Yo probé el pintxo de la casa: huevos cocinados a baja temperatura con jamón y pimientos, y tataki de atún. Os recomendaría pasaros por allí ya que es uno de los sitios más típicos de San Sebastián y los pintxos, además de ricos, son económicos (mucho más si los tomas dentro en vez de en la terraza).

Después fuimos caminando en dirección contraria al día anterior, para poder ver el Palacio de Miramar, entre otras cosas. Es de estilo inglés y fue mandado construir por la Casa Real Española para convertirse en el lugar de residencia de verano de la reina María Cristina. Está ubicado en la colina que separa la playa de la Concha de la de Ondarreta, la más pequeña de la ciudad, y las vistas desde sus jardines son muy bonitas. Actualmente, y desde 1972, el palacio y los jardines son propiedad del Ayuntamiento.

 Croqueta de bacalao y pintxo de la casa
 Tataki de atún
 Palacio Miramar

Playa de la Concha desde los jardines del palacio
 Playa de Ondarreta

Caminamos por el paseo de Ondarreta hasta llegar al paseo de Eduardo Chillida, situado debajo del Monte Igeldo. Al final de este, está el famoso Peine del Viento, uno de los símbolos principales de la capital guipuzcoana desde su inauguración en 1977. Son tres esculturas de acero diseñadas por el vasco Eduardo Chillida que se encuentran en perfecta sintonía con el mar y el viento, llegando a ser alcanzadas por el oleaje.

Cerca de las esculturas hay unos bufones artificiales que fueron colocados para permitir a las olas pasar por debajo, de tal manera que el agua sale disparada por los mismos llegando a alcanzar siete metros de altura en los días de fuerte oleaje, por lo que recomiendan llevar chubasquero. El día que nosotras fuimos las olas no tenían tanta intensidad así que sólo salían corrientes de aire por los orificios.

 Paseo Eduardo Chillida
 Playa de Ondarreta desde el paseo
 Peine del Viento



Posteriormente, cogimos el coche para subir a lo alto del Monte Igeldo, donde la entrada tiene un precio de 2,20 euros si se va en vehículo o a pie. Otra de las alternativas para llegar arriba es coger el funicular, cuyo precio es de 3,10 euros, trayecto de ida y vuelta para los adultos, y 2,30 para niños. Lo que os encontraréis al subir serán unas vistas magníficas de la ciudad; el parque de atracciones más antiguo del País Vasco, que abrió sus puertas en 1912; y el Torreón.

Esta torre fue construida en el siglo XVI para ser utilizada como faro hasta que se levantase, en 1854, el actual. En su interior se puede ver una galería fotográfica que permite darse una vuelta por el pasado de la ciudad. Además, la parte alta de la torre posee una terraza panorámica con grandes visitas pero similares a las que se pueden observar desde abajo. El precio de entrada es de 2,50 euros los adultos y un euro los niños.


 Vistas desde el monte Igeldo




 El Torreón
 Atracciones



 Terraza panorámica en el Torreón
Faro

Un placer San Sebastián, nos vemos pronto,


You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook