, , , , , , , , , , , ,

De turismo por Santander: el centro II

20.7.14


Siguiendo con la ruta, llegamos al antiguo Mercado del Este, construido en el año 1839 gracias al que por aquel entonces era el alcalde de la ciudad, José María López Dóriga. Este mercado está considerado como uno de los primeros ejemplos de galerías comerciales  del país y además, fue declarado bien de interés cultural en 1986. En su interior hay tiendas, oficinas de turismo y cafeterías, donde os recomiendo ir a comer.  Además, también se puede visitar el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, cuya entrada tiene un precio de cinco euros y gratis los domingos.

Pasado el mercado, se encuentra a la imponente fachada del edificio del Banco Santander, situado en el Paseo Pereda, justo en frente de los jardines de mismo nombre, que merece la pena visitar y que os mostraré más detenidamente en otro post. Este edificio fue construido entre 1919 y 1923 y presenta un gran arco de conexión entre el paseo y la calle Marcelino Sanz de Sautuola.

 Mercado del Este  y Museo de  Prehistoria y Arqueología


 Sede del  Banco Santander

 Paseo Pereda

Paseo Pereda y Castelar

Si seguimos el recorrido por el interior, es decir, por el lado opuesto a donde se encuentra la bahía, nos encontramos con una de las plazas más concurridas y con mayor actividad social de Santander, la plaza de Cañadío, donde, por las noches, se reúne la gran mayoría de los jóvenes para ir de copas. Es muy conocida y uno de los lugares preferidos tanto de los santanderinos como de la gente que viene de fuera con ganas de divertirse y conocer la vida ociosa de la capital cántabra. La Iglesia de Santa Lucía es el edificio principal de la plaza.

Unos metros más adelante vemos la plaza de Pombo, de mayor tamaño y con gran cantidad de bares y cafeterías donde poder tomar algo. Si por el contrario, decidís ir dando un paseo por el Paseo Pereda, os toparéis con el Palacete del Embarcadero, construido en el año 1920 y que ha servido, a lo largo de los años, de estación de pasajeros, de cuartel de Policía de la Armada y actualmente, de sala de exposiciones y conferencias.


 Plaza de Cañadío

 Iglesia de Santa Lucía

 Plaza de Pombo



Palacete del Embarcadero
Justo al lado de él están varios de los sitios más representativos de Santander. Por un lado, la Grúa de Piedra, una reliquia industrial convertida en símbolo de la ciudad. Por otro, la farola del muelle Calderón, situada justo enfrente del edificio de los Regina, donde se coge la pedreñera para ir hasta la playa del Puntal, Somo y Pedreña. Y un poco más adelante está el monumento a los Raqueros, los niños marginales y huérfanos que acudían, durante el siglo XIX y XX, a los muelles de Santander. Estas criaturas vivían  de la recogida de monedas que los pasajeros y tripulantes de los barcos tiraban al mar y que posteriormente recogían buceando hasta el fondo.


 Grúa de Piedra
 Farola del Muelle Calderón
 Los Raqueros

Monumento a José Hierro

Pegado a los raqueros, está ubicado otro monumento, el dedicado a José Hierro, inaugurado en 2008 en memoria del poeta madrileño fallecido seis años antes.  Desde ahí, veréis el  Real Club Marítimo de Santander, uno de los clubes privados más importantes de España, con fines deportivos. Se fundó en el año 1927 y fue un proyecto del arquitecto Gonzalo Bringas. Toda esta parte de la ciudad, constituye la zona conocida como Puertochico, formada principalmente por el puerto deportivo y la calle Castelar.

Al final de la misma están el Centro de Alto Rendimiento de Vela Príncipe Felipe, donde se preparan algunos de los mejores regatistas de España, y el Palacio de Festivales, un teatro con una gran oferta cultural, desde teatro hasta cine, música y danza.


 Club Marítimo


 Puertochico
Castelar


Palacio de Festivales

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook