, , , , , , , , , , ,

Viaje corto a Valencia

19.8.13


Mi viaje de fin de semana a Valencia ha sido corto pero intenso. Cogí, como siempre, billetes low cost con Ryanair para ir a ver a mi amiga Cristina. Al llegar me fui directa al metro que tiene un coste de 4,90 euros el viaje ( más caro que un billete normal al tratarse de un aeropuerto) y así llegué hasta la casa de mi amiga.

Durante el trayecto a  casa pude ver la Dama Ibérica, un monumento de 18 metros de altura que preside una de las rotondas de la Avenida de las Cortes Valencianas. La obra, del artista, Manolo Valdés, está formada por 22.000 pequeñas piezas. Es un monumento moderno que fue inaugurado en el 2007.

Después de dejar las cosas en casa fuimos a comer a un sitio cercano, descansamos y por la tarde dimos un paseo por el centro de la ciudad. Me gustó mucho aunque como podéis imaginar estaba a rebosar de turistas y caminar por las calles era casi imposible.

Vimos la Catedral de Valencia, cuya construcción se inició en el románico y tiene abundante gótico. El campanario de la ciudad es el Micalet, una torre del siglo XIV de 50 metros de altura. Tiene 207 escalones que permiten acceder a lo alto y cuesta aproximadamente tres euros.  

El Ayuntamiento se encuentra también cerca, así que fue lo próximo que vimos. Es un edificio muy grande y bonito que se debe a los arquitectos Francisco Mora y Carlos Carbonell, que le dieron un aire barroco y monumental. Dentro de este edificio se encuentra el Museo Histórico de la Ciudad y el Paleontológico.

Otra de las cosas que también se puede visitar es el Mercado Central, un edificio modernista que se encuentra junto a la lonja de Valencia. Se construyó  a principios del siglo XX y posee una cúpula muy grande. Su superficie es de 8.000 metros cuadrados que cada día reúnen y ponen a disposición de la gente, los mejores productos gastronómicos de la Comunidad Valencia.






Ya estaba anocheciendo y habíamos quedado para cenar así que abandonamos el tour para llenar nuestros estómagos. Fuimos a un sitio llamado La parilla de pollos Planes,  en la que por sólo 6,80 euros puedes comer todo tipo de carne y toda la cantidad que desees porque se trata de un buffet. Completamente recomendable. Y para acabar el día fuimos a una tetería muy buena, cuyo nombre creo recordar que era Kasbah.

Al día siguiente, después de dormir hasta que el cuerpo nos pidió, dimos un paseo por los Jardines del Turia, de nueve kilómetros y ubicado en el antiguo cauce del río Turia. A través de estos jardines llegamos hasta la Ciudad de las Artes y las Ciencias, uno de los principales atractivos de Valencia. Es un complejo diseñado por Santiago Calatrava y Félix Candela y está formado por L’Oceanografic en donde se presentan los diferentes hábitats marinos e inaugurado en el 2002.

También por el Hemisférico,  que fue el primer edificio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias que se abrió al público y que en su interior alberga una gran pantalla donde se proyectan diversas películas. Y por último Ágora,  una gran plaza cubierta que esta todavía por terminar pero que en el 2009 celebró el nuevo Open 500 de tenis. Se encuentra justo entre L’Oceanografic y L’Assut de l’Or,  también conocido como puente del arpa y que cruza los Jardines del Turia.







Esa noche fuimos al Mestalla,  que como todos sabréis es el estadio del Valencia Club de Fútbol. Allí vimos jugar a este equipo contra el Málaga. El Valencia gano por un gol a cero, así que qué mejor que salir a celebrarlo! Empezamos la noche en la terraza Lotus Lounge Club, situada en el Puerto de Valencia. Está muy bien y en ella se pueden tomar copas, cervezas o fumar cachimbas. Y la acabamos en las Animas del Puerto, otra gran terraza. La música es conocida y aunque las copas valgan nueve euros merece la pena.




Y aunque esta vez no os haya podido mostrar mucho de esta ciudad, no me podía ir sin comerme una buena paella valenciana, así que  mi último día lo aprovechamos para acercarnos a la playa de Malvarrosa para comer  en la Casa Navarro, uno de los lugares más conocidos para comer este famoso plato.


Por la tarde- noche teníamos pensado ir al Parque Natural de la Albufera pero el cansancio nos pudo y acabamos en Kinépolis viendo la película de “ La mejor oferta”. Y así ha acabado mi estancia en Valencia ya que esta mañana concretamente a las 6, tenía el vuelo de vuelta. Por si os interesa otro medio de transporte para llegar hasta el aeropuerto es el taxi y tiene un  cose de 15 euros.

PD: no tengo muchas fotos ya que me olvidé la cámara y sobre todo pretendía que fuese un viaje de relax. Pero volveré y prometo que con más fotos! 

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook