, , , , , , , , , , ,

Bergamo

21.7.13


Probablemente la mayoría de la gente que haya ido a Milán, habrá oído hablar de Bergamo, sobre todo de su aeropuerto, sin ir más allá, sin visitar la ciudad. Esto es un gran error ya que es una ciudad muy bonita y que merece la pena ver. Así que en enero y aprovechando la visita de mi madre y su vuelo de vuelta a Santander, fuimos a verla.

Bergamo se encuentra a 60 kilómetros de Milán, el tren o el bus vale sólo 5 euros y en una hora estas allí. Nos levantamos a una hora prudente y cogimos el tren que nos dejaba en la estación de Bergamo ( si vais al aeropuerto es mejor coger el bus directo). Dejamos las cosas en el hotel en el que pasaríamos la noche y nos dispusimos a ver la ciudad.

Esta ciudad esta formada por dos partes, Bergamo bajo y Bergamo alto. Nosotras nos alojamos en el NH Hotel de la parte baja. El hotel estaba muy bien, pero si vais a pasar más días es mejor hospedarse en la zona alta, ya que la baja dicen que es un poco peligrosa.

Dimos un paseo por Bergamo bajo, que es la parte más moderna de la ciudad. Toda llena de tiendas, bares, restaurantes… La zona más importante de Bergamo bajo, se llama Porta Nuova y ahí es donde están los edificios más característicos.

Pero lo que realmente vale la pena de la ciudad es la parte alta, así que no tardamos mucho en subir. Para poder acceder a esta parte, hay que coger el funicular y en 5 minutos estas. Lo primero que hicimos al llegar, fue buscar un sitio para comer así que estuvimos callejeando un buen rato. La mayoría de las calles son empedradas y en cuesta.







Piazza Vecchia es el centro de la parte alta de Bergamo, rodeado de palacios medievales, como el Palazzo della Raggione, el Palazzo Nuovo o la Torre Cívica. En el centro de la plaza se encuentra la fuente Contarini, toda ella de mármol y regalada a los bergamascos por la ciudad de Venecia en el año 1780.

Y hablando de los edificios que rodean esta plaza, comenzaré por el Palazzo della Ragione, construido entre los años 1183 y 1198, es considerado como el ayuntamiento más antiguo de Italia, de cuando el Imperio Romano empezó a crear los ayuntamientos. Está formado por una planta abierta con pórtico  y un primer piso en el que a menudo se realizan exposiciones de arte y obras de teatro.

La Torre Cívica,  es otro de los edificios históricos de la ciudad, también conocída como El Campanone. Fue construida entre los siglos XI y XII e inicialmente fue casa de propiedad de la familia Suardi, de los más poderosos en aquella época. Luego fue usada como sede del gobierno y prisión de la ciudad. Se puede subir pagando tres euros.

Y el otro edificio de la Piazza Vecchia es el Palazzo Nuovo. Fue construido en el año 1583 y utilizado como almacén y archivo del ayuntamiento de la ciudad. Desde el siglo XVII es sede de la Biblioteca Cívica,  y entre sus archivos se puede encontrar un original de La Divina Comedia.










A un lado de la plaza, encontramos la Capilla Colleoni, del arquitecto Giovanni Antonio Amadeo, construida en el año 1470. Fue mandada construir por el militar bergamasco Bartolomeo Colleoni. Es preciosa por dentro, toda llena de frescos realizados por Gian Battista Tiepolo.

Al lado de esta capilla está la Basílica  di Santa Maria Maggiore, una iglesia del siglo XII. Por fuera, es de estilo románico- lombardo, mientras que por dentro es de estilo barroco.

Y en la misma plaza, Piazza dil Duomo, está el Duomo de Bergamo.  Está dedicado a Sant’ Alessandro, patrón de la ciudad. Al igual que los otros dos últimos edificios de los que he hablado, merece la pena entrar y ver las obras de arte del interior.










Cuando acabamos de ver todo esto, fuimos  a una pastelería de la ciudad para probar un dulce típico, “ Polenta e Oseì”, es polenta ( os hablé de ella en el post del lago de Como) pero de otra manera. En Como la probé salada, en Bergamo es un pastel, de diferentes tamaños,  de color amarillo y similar a un mazapán. Amí no me gustó mucho, empalaga demasiado!

Y ya para finalizar la visita, antes de bajar a la parte baja a descansar, vimos la Citadella, que es un conjunto de palacios, construidos en el siglo XIV que fueron usados como cuartel general de la ciudad. Los edificios más importantes son el Museo de Ciencias Naturales y el Museo Cívico Arqueológico.

También vimos  La Rocca,  fortaleza de Bergamo que rodea las laderas de la ciudad. Se estima que el origen sea del siglo IV a.C. Cerca de aquí, se puede encontrar un mirador desde el que se ve toda la parte baja de la ciudad. Si tenéis suerte, como tuvimos nosotras, podréis disfrutar de un gran atardecer.





You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook