, , , ,

Roma- Parte 1

31.5.13


Como no podía ser para menos estando viviendo en Italia, el pasado mes de enero fuimos a visitar Roma. Fuimos en avión ( por 16 euros ida y vuelta) a las 6 de la mañana y llegamos al aeropuerto de Roma Ciampino sobre las 7. Cogimos un autobús hasta la estación de Termini ( tienen un coste de 4 euros por trayecto) y buscamos nuestro Bed and Breakfast, llamado Independence Square. Allí nos alojamos cuatro noches con desayuno incluido.

Al tener el vuelo tan temprano, no dormimos nada y al llegar estábamos tan cansadas que decidimos quedarnos a descansar hasta el medio día. Ya descansadas nos acercamos a Termini y sacamos un bono del metro, por 21 euros toda la semana. No lo recomiendo pues cogimos el metro en contadas ocasiones, ya que lo bonito es verlo a pie y las distancias no son muy grandes, y por lo tanto no amortizamos el ticket.

De Termini fuimos a Piazza Spagna, una de las plazas más famosas de Roma y siempre llena de gente. Recibe este nombre porque fue regalada por Fernando el Católico. Entre las cosas más destacadas que podemos encontrar en esta plaza están:

-       la escalinata: de 135 peldaños, fue inaugurada por el Papa Benedicto XIII con ocasión del Jubileo de 1725. Diseñada por Alessando Specchi y Francesco de sanctis y  decorada con numerosas terrazas jardín que se adornan en primavera y en verano con distintas  variedades florales. Ha sido escena en muchas películas famosas como por ejemplo “ Vacaciones en Roma” interpretada por Audrey Hepbourn y Gregory Peck.
-       La Iglesia Trinità dei Monti: la primera pare fue construida entre 1502 y 1519 en estilo gótico. A esta nave se le añadió posteriormente un nuevo edificio con una fachada adornada por dos campanarios simétricos, obra de Giacomo della Porta y Domenico Fontana. Finalmente fue consagrada en 1585 por Sixto V.
-       La Fontana della Barcaccia: obra de Pietro Bernini finalizada en el año 1627 y según se dice, inspirada por la llegada de un barco en la inundación del Tíber  en 1598.





Las vistas desde lo alto de la escalinata son muy bonitas. Después y sin rumbo alguno, cogimos la Vía Condotti, una de las calles más comerciales, llena de tiendas de ropa, joyas, zapatos… 

Y callejeando nos dejamos llevar hasta el Monumento a Vittorio Emanuele II, un imponente edificio situado en Piazza Venezia. Fue inaugurado en 1911 para render homenaje a Vittorio Emanuele II, primer Rey de Italia tras su unificación. Desde 1921, este monumento, acoge la tumba de un soldado desconocido, un lugar en el que brilla la llama eterna y que se encuentra siempre custodiado por dos soldados. Tiene en lo alto una terraza panorámica, a la que se puede acceder por 7 euros.




Desde este monumento, fuimos a la Piazza della Rotonda, donde se encuentra el Panteón de Agripa,  una de las obras maestras de Roma y el edificio mejor conservado. La construcción fue en el año 126 d.C. A principios del siglo VII fue donado al Papa Bonifacio IV que lo transformó en una iglesia. Es un edificio circular que mide lo mismo de diámetro que de altura: 43,30 metros. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros que permite que pase la luz natural. En su interior se encuentran las tumbas de muchos reyes de Italia y numerosas obras de arte.





Dejando atrás la Piazza de la Rotonda, fuimos a Piazza Navona, de estilo barroco y una de las más bonitas de la ciudad. En ese emplazamiento se encontraba antiguamente ( año 86) el estadio Domiciano, con espacio para 30.000 personas, en el que los ciudadanos romanos disfrutaban de los juegos atléticos griegos. En la actualidad, se encuentran  tres fuentes construidas bajo el mandato de Gregorio XIII Boncompagni, uno de los Papas de la Iglesia Católica. Las fuentes tienen el nombre de:  Fonta dei Quattri Fiumi, Fontana del Moro y Fontana del Nettuno.




Después de estar sentadas un rato admirando las tres fuentes, decidimos ir a pasear por las orillas del Río Tíber y como estaba anocheciendo, el cielo y el paisaje era como de postal ya que al fondo se podía apreciar la Basílica de San Pedro.





Este primer día también nos acercamos a la Piazza del Poppolo. En el centro de la plaza se encuentra un obelisco egipcio de 24 metros dedicado a Ramsés II, conocido como Obelisco Flaminio. También podemos ver o incluso entrar a la Iglesia Santa Maria del Poppolo en la que están dos obras del pintor Caravaggio.

Y ya para dar por concluido este primer día tan ajetreado, visitamos la Fontana di Trevi, una de las cosas que más me gustó. Tiene unas dimensiones de 20 metros de anchura por 26 metros de altura y sus orígenes se remontan al año 19 a.C. El nombre de Trevi deriva de Tre Vie ( tres vías) ya que la fuente era el punto de encuentro de tres calles. Está siempre plagada de gente, así que una recomendación ¡Cuidado con los bolsos, carteras y demás!




Antes de abandonar la zona de la Fontana, fuimos a comernos un helado a la heladería Giolitti, no os vayáis sin probarlos. Tiene sus inicios en el año 1890, es muy famosa y a ella han acudido famosos de la talla de Barack Obama, Jhon Travolta, Camerón Díaz, Antonio Banderas o Justin Timberlake.

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook