, ,

Oktoberfest 2012, Múnich

26.5.13


El pasado mes de octubre, otra de las asociaciones Erasmus que hay en Milán, Amico Erasmus, organizó un viaje al Oktoberfest de Múnich, una celebración que se lleva a cabo, desde el año 1810, durante los meses de septiembre  y octubre. Su origen tiene lugar en la celebración del matrimonio del Príncipe Luis I de Baviera con la Princesa Teresa de Sajonia- Altenburgo. Al tener tanto éxito se continuó celebrando cada año.

 Es la fiesta más popular de Alemania y una de las más grandes del mundo, con más de seis millones de visitantes al año. Dura aproximadamente dos semanas, dando comienzo el primer sábado después del 15 de septiembre. Esta fiesta tiene lugar en el campo Theresienwiese que se abarrota de gente con el traje típico alemán, de enormes jarras de cerveza y comida tradicional de la ciudad.

Este viaje ha sido otra de nuestras grandes aventuras. Salimos en autobús desde Milán a las dos de la mañana de un viernes  y tras siete horas de viaje llegamos al recinto del Oktoberfest. Cansados, pero con muchísimas ganas, empezamos a caminar entre las diversas carpas, entre las que se encontraban las conocidas marcas de cerveza: Augustiner, HB, Paulaner, LOwenbraun…

Sobre las 10 ya comenzamos con la fiesta en la carpa de Paulaner. Coger sitio es dificilísimo, así que es recomendable no moverse una vez habiendo encontrado uno. Hay mesas al aire libre o dentro de las carpas, donde suele haber más ambiente ya que ponen música. Tanto dentro como fuera, son los camareros los que van a tomar nota de lo que quieres. El precio de las jarras de cerveza es de 10 euros, un buen precio para el gran tamaño que tienen.








Estuvimos en las carpas hasta las 5 de la tarde, momento en el que comimos un buen perrito caliente, tradicional de Alemania y nos fuimos a visitar la ciudad de Múnich. Caminamos hasta llegar a Marienplazt, la plaza central, fundada en el año 1158. Es el centro neurálgico de la ciudad y alrededor de ella se encuentran las principales calles comerciales.

En esta plaza se encuentra el Ayuntamiento Nuevo, construido entre los años 1867 y 1908. Es de estilo neogótico y su fachada principal tiene casi 100 metros de longitud. En él se encuentra el Glockenspiel, es un antiguo carillón de unos 100 años de antigüedad, formado por 43 campanas y 32 figuras en tamaño natural que recrean diferentes acontocemientos históricos de la ciudad. Se puede ver en funcionamiento varias veces al día durante 10- 15 minutos. También se puede ver el Ayuntamiento Viejo, Althes Ratahus, construido en 1474.

A escasos cinco minutos de Marienplazt se encuentra la Ópera Estatal de Baviera, compañía principal de ópera de Munich y una de las más importantes de Alemania y del mundo fundada en el 1653. Antes de volver al reciento del Oktoberfest, vimos otro de los edificios más importantes de la ciudad, la Catedral de Nuestra Señora de Munich, encargada por Segismundo de Baviera y erigida por Jörg von Halsbach. Se comenzó a construir en el año 1468 dándose por acabada 20 años más tarde. Hoy en día, sus torres pueden ser vistas desde cualquier parta de la ciudad gracias a una orden del consistorio de Múnich que prohíbe cualquier edificación de mas de 100 metros.






Si se va más días es recomendable ver también el Jardín Inglés de Múnich, el Palacio de Nymphenburg o sus tres famosas pinacotecas. Nosotros como sólo estábamos un día decidimos regresar al recinto del Oktoberfest a tomar la última cerveza antes de coger el bus de vuelta a Milán. 

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook