, , , , ,

Lago de Garda

8.5.13


El lago de Garda es otro de los grandes lagos italianos que hemos visitado. Es el mayor de toda Italia con una superficie de 368 kilómetros cuadrados. Se encuentra al pie de los Alpes, a 25 kilómetros al oeste de Verona y 95 al este de Milán, y fue formado al final de la última glaciación.

Este lago está rodeado de pequeñas localidades que constituyen uno de los centros turísticos más visitados de Italia, sobre todo en verano. Nosotros cogimos un tren desde Milán con dirección Desenzano. Una vez estábamos en Desenzano decidimos dar un paseo por la ciudad antes de coger un barco para llegar hasta Sirmione, península de 4 kilómetros.








Sirmione está siempre lleno de turistas y sobre todo el día que fuimos nosotros ya que era fin de semana y hacía muy buen tiempo. Lo mejor que podéis hacer en Sirmione es perderos caminando por toda la península, ver sus calles  y disfrutar del agua cristalina de Garda. Tendréis la sensación de estar en el mar en lugar  de un lago.





Otra de las cosas que conviene visitar es el interior de la Fortaleza Scaligera, construido completamente sobre el agua por la familia Scaligeri de Verona en el siglo XIII. Con el diseño escogido se permitía atrapar a los barcos invasores, vulnerables a los proyectiles lanzados desde las murallas del castillo. La entrada tiene un coste de 2 euros.








Las  Grutas de Catulo también son otro de los atractivos de Sirmione. Es una zona arqueológica situada en el extremo de la península. En ella se encuentra una gran villa edificada en la primera edad imperial. Por sus dimensiones, es la villa romana y orgánica más grande  del norte de Italia. Nosotros, por desgracia no entramos ya que comenzaba a hacerse de noche.  Si estáis interesados, el precio de la entrada es de 4 euros.

Cuando ya había oscurecido del todo, cogimos el barco de vuelta a Desenzano y otra vez el tren para volver hasta Milán.

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook