,

De turismo por Milán 2

25.4.13


Siguiendo con la guía y cerca de la Scala, se encuentra el Cuadrilátero de la Moda, uno de las zonas favoritas de gente de todo el mundo a la hora de ir de compras.. Está formado por cuatro calles principales llenas de tiendas de ropa: Via Montnapoleone, Via Alessandro Manzoni, Via de la Spiga y Via Sant Andrea.  Algunas de las tiendas que se pueden encontrar son Louis Vuitton, Valentino, Dior, Versace…  En esta zona se encuentra también el gran edificio de Giorgio Armani, que tiene hotel, restaurantes, tiendas e incluso discoteca.




Dejamos el cuadrilátero de la moda y volvemos a la Piazza del Duomo. Así como en la mayor parte de las ciudades españolas los edificios comienzan a numerarse a partir de los Ayuntamientos, en Milán todas las calles salen desde esta plaza, lo que hace que Milán tenga una forma radial, en cuyo centro se encuentra la Catedral.

Tomando la Via dei Mercanti, podemos ver la Piazza dei Mercanti, creada en la época medieval para uso comercial. Está llena de columnas y una cosa curiosa es que se puede hablar de una a otra columna, en voz baja, y escucharse uno a otro con gran nitidez.



Seguimos esta calle y llegamos al Castello Sforzesco construído en el 1368 como fortaleza. Antes de entrar, encontramos una gran fuente que los milaneses han bautizado con el nombre de tarta nupcial ya que les recuerda a una tarta de boda.  Se puede entrar al patio del Castillo,  de 7:00 a 18:00 en horario de invierno y de 7:00 a 19:00 de verano. Dentro del castillo se encuentran varios museos, como el de Arte Antiguo, la Pinacoteca, el Egipcio… El coste de la entrada es 3€.







Atravesando todo el patio del Castillo llegamos al Parco Sempione, un parque de más de 47 hectáreas.  Cuando hace buen tiempo, el ambiente es muy bueno y se llena de gente con picnic, tomando el sol, jugando al fútbol e incluso cantando y bailando.  Al fondo del parque se encuentra el Arco della Pace, construído para conmemorar las victorias de Napoleón. Es similar al Arco del Triunfo de París pero en menor tamaño. Alineado con el Arco della Pace está al Arco del Triunfo.




Si desde la Piazza del Duomo preferís seguir la Via Torino, tampoco habréis elegido mal. Esta calle nos lleva a Le Colonne di San Lorenzo, una construcción de la época romana formada por 16 columnas de mármol con capiteles corintios que  junto a la Basílica de San Lorenzo forman una plaza. Desde media tarde y hasta media noche la plaza se llena de jóvenes decididos a acabar el día entre amigos y tomando algo, ya que alrededor hay muchos bares y comercios.



Cerca de Le Colonne se encuentra Navigli, un sistema de canales rodeado de bares con terrazas.  A ambos lados de estos canales tiene lugar el último domingo de cada mes, un gran mercadillo, donde se pueden encontrar antigüedades, ropa vintage, libros de segunda mano… Muy recomendable!





Sin ver todo esto, no se puede abandonar la ciudad de Milán, a no ser que hayáis pisado fuertemente los testículos al toro de las galerías, en cuyo caso es muy probable que volváis. Y si con esto no os ha bastado y queréis conocer más rincones y curiosidades de la ciudad, no dejéis de seguirme, iré ampliando información.

Buen fin de semana, yo me voy a conocer otra de las capitales de Italia, Nápoles. Ya os contaré a la vuelta!!! Besos

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Gracias por la información, en breve voy a Milán y estoy leyendo todas tus entradas sobre la ciudad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ati por visitarme! Espero que te sea útil y que, en ese caso, lo compartas! Un saludo y buena estancia en Milán.

      Eliminar

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook