, ,

Costa Azul: Cannes

19.4.13


Entre St. Tropez y Cannes hay una hora de distancia en coche.
Llegamos sobre las nueve de la noche y fuímos directos al Residhotel Cannes Festival donde habíamos reservado un pequeño apartamento con dos habitaciones, cocina, baño y terraza, muy bien dispuesto. El hotel no se encontraba en el centro de la ciudad, decidimos escoger uno a las afueras para  no salirnos de presupuesto.

Al día siguiente, visitamos la ciudad de Cannes cuyo origen se remonta al segundo siglo antes de la era cristiana cuando la tribu Oxybii de la Liguria estableció un asentamiento conocido como Aegitna. El área era una villa de pescadores usada como puerto de enlace con las Islas Lérins.

Aprovechando el maravilloso día en la Riviera y al igual que el día anterior, iniciamos nuestra ruta turística por el puerto y nos dimos cuenta de que el tamaño de los yates de St. Tropez, sólo había sido un aperitivo. Aquí había más y más grandes.
Paseamos por delante de los grandes hoteles de lujo e incluso paramos para tomar el sol …sí … nos quemamos… bien quemados!. 









Llegamos al Paseo de la Croisette, obligado pararse ya que allí se encuentra el Palais des Festivals con su alfombra roja donde cada año pasan miles de famosos para asistir al festival de cine. El edificio está rodeado de las huellas de manos de muchos artistas conocidos, entre ellos el manchego más universal: Pedro Almodóvar.



Una curiosidad: Se puede decir que el Festival de Cine de Cannes comenzó en  1939, el 1 de Septiembre, pero concluyó en el mismo día ya que el siguiente inició la II Guerra Mundial. No sería hasta Septiembre de 1946 cuando el Festival se retomara, y así continúa ininterrumpidamente.
El camino de vuelta hasta donde habíamos aparcado el coche lo hicimos por la la playa, donde hay muchos chiringuitos y parcelas privadas para los hoteles.  Cogimos el coche y nos fuimos a descansar al hotel.





A las 9 bajamos otra vez a la ciudad, esta vez andando y pasando por el casco antiguo, muy recomendable, y cenamos en uno de los restaurantes a la orilla del mar que habíamos visto en nuestro paseo. El menú, 20 euros, incluía primero, segundo y postre. Tomamos una sopa de pescado y un filete de carne, todo buenísimo.
En general todos los restaurantes ofrecían menús similares a precios parecidos.

Después de cenar dimos un paseo hasta el hotel y a dormir pues al día siguiente continuábamos hasta Niza.

You Might Also Like

0 comentarios

Suscríbete al blog...

...y recibe los últimos viajes!

Popular Posts

Facebook